jueves, 10 de junio de 2010

Ramos de primavera


La semana pasada me encargaron un ramo que fuera primaveral.  Y este en blanco, verde y naranja es lo que salió.  Las flores tienen un brillo blanco perfecto.

Y ya que me había puesto a hacer ramos, arreglé algunos que tenía por casa.  Básicamente fue cambiarle las flores, porque los palos aguantan bien, pero las flores, según las que sean, se estropean, o bien se llenan de polvo y no hay quien se lo quite.  Sobre todo el ramo que tengo en el baño, que tenía unas flores que parecían hechas de papel o algo similar, estaban ya amarillentas y estropeadas.

Estas flores venían en un ramo juntas.  Las corté, las monté en alambre forrado con cinta verde de hacer flores y conseguí que quedaran mucho más vistosas.


Esta combinación de morados con algún toque amarillo que apenas se ve en la foto me gusta mucho.  El ramo ha quedado amplio y lo he puesto en una esquina de dos puertas.  Me falta el jarrón todavía.

Parece mentira lo que unos ramos de flores alegran la casa.  ¡Que llega la primavera!

2 comentarios:

Dori dijo...

Pues sí que has dejado florida la casa, sí. :-)

Y es verdad que las flores animan un montón.

Un abrazo

ludy11 dijo...

Que bonitos te han quedado y ademas le dan mucho colorido, verdad? son preciosos.

Muchos besos y feliz fin de semana

Pajaritos

Ya he terminado la pareja del pajarito.  El modelo es el mismo, pero ha salido totalmente diferente.  Este está más estilizado, el primer...