lunes, 3 de agosto de 2020

En blanco y negro con un toque de rojo

Otra colcha terminada.  La empecé en marzo del 2018 y parece que le fui bastante fiel durante ese mes, pero después me quedé sin telas y las tuve que pedir, y el proyecto se quedó en una caja.  Estos meses de confinamiento por fin la acabé.  No encontré la tela roja original, así que elegí otra muy similar y quedó fantástica.
Claro que encontré la tela roja original más adelante en la caja de otro proyecto, cuando esta colcha ya estaba acabada.  La Ley de Murphy no falla nunca.
Acabo de darme cuenta de que hoy cumplo 14 años blogueando.  Increíble!  Comencé cuando los blogs todavía eran una rareza, y hoy en día ya casi están pasado de moda.  En sólo 14 años.

Y la cantidad de cosas que han pasado por medio, la cantidad de cosas que he hecho y aprendido.  En solo 14 años.  Y qué rápidos han pasado.

Mi primer entrada. Y la segunda.  Para entonces estaba todavía muy centrada en el punto de cruz. Llevo haciendo Patchwork menos tiempo del que pensaba.  Sin embargo llevo haciendo manualidades toda la vida. Punto de Cruz, Ganchillo, Pintura en tela y camisetas, bisutería, obras y reformas en casa, bolsitas, bolsos, mochilas, aguja mágica y un largo ecétera de manualidades.  Es divertido ver en qué pasaba el tiempo en aquella época, también los viajes que hicimos entonces, incluso ver mi aspecto físico en esa época.  Por eso me gusta tanto seguir con el blog, a pesar de mis esporádicas ausencias.  Es como un diario que te recuerda cosas que de otra forma fácilmente olvidas.
Volvamos a la colcha.  El acolchado es un stipple amplio normal, con un hilo en blancos y negros que le ha quedado muy bien.
Creo que he ovidado sacar una foto de la trasera.  Es una tela preciosa gris de fondo con pájaros negros.  Le queda genial y es nuestra favorita en la cama.

Y más fotos.  Es que es tan bonita!

martes, 28 de julio de 2020

Cajita con lazo

Otra cajita decorada con servilletas.  En esta ocasión la he combinado con un lazo que venía en un regalo y una florecita de lazo de terciopelo rosa.  Tengo una caja donde guardo todo tipo de decoraciones y cositas que son las que uso en estas ocasiones.
De vacaciones por Asturias otra vez.  Estamos yendo y viniendo de casa aquí y vuelta, que la gatita está sola y de vez en cuando hay que ir a verla. También parte de la familia se pasa por casa de vez en cuando a ver qué tal está.  Da mucha penita dejarla sola, pero traerla es mucho más peligroso para ella.  No es fácil cambiar un gatito de casa, y Mili además es bizca, ve fatal.  No podemos dejarla suelta por aquí y no hay forma de encerrarla en esta casa, que puede saltar de cualquier ventana.  Pero da penita que se quede solita.

Esta servilleta me gusta mucho.  Creo que so Dahlias en unos tonos rosados y violáceos muy delicados.
Está encima de un costurero antiguo que era de algún antepasado mío, y que restauró mi madre.  Es precioso.

Hoy ha sido un día de lluvia, así que ha tocado limpieza general, y preparar la casa.  Al menos el primer piso.  Mañana el piso de abajo.  Y probar cómo funciona mi nueva línea telefónica con el portátil.  Y he vuelto a ponerme el aparato masajeador para el brazo.

Cómo cunde el tiempo de vacaciones!

jueves, 23 de julio de 2020

Una colcha de recuerdos

Esta va a ser una colcha muy especial.  Por muchos motivos, pero sobre todo porque la he hecho con sábanas antiguas de mi familia.  Las que he heredado de mi abuela y de mi tía.  Hay muchos recuerdos en muchas de ellas.
Tengo para hacer dos.  La he hecho con la técnica del disappearing nine patch, con cuadrados bastante grandes.
Y ahora tengo un problema.  No llego a los extremos para acolchar.  Así que voy a tener que ser muy creativa con esta colcha.  Estoy pensando en un stippling, de forma que pueda acolchar lo máximo posible en el centro, y los dos laterales los haré después fuera del bastidor. 
En esta foto se ven bastante bien los colores (y mi dedo).  Es una colcha muy suave y romántica, muy primaveral.  Estoy segura de que una vez acolchada se convertirá en una de mis colchas favoritas.

Está pensada para las camas de la casa de Asturias.  Los dormitorios están pintados en un azul grisáceo con muebles y camas blancas, así que le quedará genial.

Para la segunda colcha tengo los bloques preparados, a falta de unirlos.  Quiero intentar tener las dos acabadas antes de final de este año, para ya estrenarlas en primavera del 2021.  A ver si lo consigo.

miércoles, 22 de julio de 2020

Caja de costura


Hoy he dedicado mis 15 minutos a la pintura.

Si hay algo que me encanta es aprender y experimentar.  Durante el confinamiento una de las manualidades que saqué fueron las cajas metálicas para decorar.

He estado experimentando no sólo con pinturas, sino también con un spray especial para servilletas y con decoraciones 3D, tipo lazos, puntillas y demás.  Todavía no tengo fotos de todas, pero ya os las iré enseñando.

El caso es que uno de los modelos que más me llamó la atención fue este costurero.  Llevaba algún tiempo coleccionando las decoraciones, y sólo me hacía falta ponerme a ello.

Primero pegué todos los abalorios parte con la pistola de silicona, parte con pegamento para metales normal y parte con pegamento blanco, dependiendo del tamaño de la pieza.

Después le di una base para metal y a continuación pintura de manualidades normal en blanco.  Tuve que dar unas cuantas capas para que todo quedara bien tapado.

Creo que como barniz le di goma laca, que tenía por casa, también varias capas.  Y así se quedó desde entonces.


Hoy por fin me he atrevido a darle la capa de betun de judea.  Luego la limpié bien con un trapo.  Creo que el botecito que tenía estaba algo espeso, hace mucho tiempo que lo tengo en casa.  Imagino que si hubiera estado un poquito más líquido, habría quedado más clarito todo.  Pero ya os digo, estoy experimentando.


Nunca había usado el oro de dedo.  Pero sí había visto cómo se hace en algunas clases que fui hace ya casi unos siglos.


Me ha encantado el resultado.  Puede que alguien más experto que yo la hubiera hecho mejor, pero a mi me parece el costurero más bonito del mundo.


Ahora quiero prepararle el interior, con telas y bolsillos, para poder usarla como un buen costurero.


Quizás incluso me anime a hacer alguno más para regalar.  Ahora que por fin me he atrevido a terminarlo, y que he visto que no es tan complicado, tal vez lo haga.


Incluso tengo un líquido para dejarlo en verdes, en lugar de estos dorados y marrones, como si fuera ese oxido que a veces se hace en piedra.  Pintado en gris piedra, que también tengo un producto que imita la textura de las piedras, igual hasta queda chulo?  Y si en lugar de hacerlo con cosas de costura, lo hago con conchas, que también tengo muchas?  Conchas, o cosillas de playa.  O incluso tal vez tipo bosque, con piedras y hojas secas.  Y con animalitos de plástico pequeños?  He visto unas lámparas decoradas con ellos y pintadas con spray plata, que quedaron chulísimas.  Relojes antiguos?  Bueno, más que antiguos, viejos, que tengo también una buena colección.  O abalorios y joyas rotas o viejas?


Buf, qué montón de posibilidades!  Tengo que coleccionar más cajas...

martes, 21 de julio de 2020

Joie de Toile

Estos últimos meses he estado terminando muchos UFOs que tenía pendientes en diferentes niveles.  Unos a falta de acolchar, en otros casos, sólo con las telas elegidas, pero sin proyecto concreto.  Otros están a medias, con los bloque hechos o a falta de algún borde.

Uno de esos proyectos es esta colcha, que he conseguido recortar en mis 15 minutos de costura de hoy:


Empecé con un Jelly roll en tonos rojos y tierra, y un trozo de tela de Joie de Toile en los mismos tonos.  Estuve buscando mucho por internet a ver si encontraba algún modelo que me gustara.

Añadir título

Tenía muchas ganas de probar con el bloque snowball, así que busqué una tela roja que combinara y me lancé a la aventura.

Me ha gustado mucho el snowball, seguro que volveré a usarlo.  Sin embargo la combinación de colores, aunque me encanta, no lo hace destacar.  En realidad todos los colores se entremezclan.  A mi me parece que todo ha quedado muy poco definido, y muy desdibujado.

Sin embargo a mi marido le ha encantado y ya le ha encontrado una dueña, que no voy a decir quién es.  Pero seguro que le encantará.


Para la trasera utilicé una tela de sábana que tenía por casa.  No recuerdo las medidas exactas de la colcha, debe ser unos 200x180 cm.  Le irá bien a una cama individual.


Sólo he tardado una mañana en acolcharla.  Con un stippling muy normal.  Como no me gusta nada acolchar, casi siempre uso los mismos motivos, un stippling, lazos con stippling o todo tipo de olas en horizontal.  


Aquí un detalle del acolchado, que lo hice con un hilo variocolor en tonos dorados y cremas.  Le ha quedado muy chula.


Todavía me falta el borde, que será también en rojo.  Tengo una cinta al bies en un tono que le irá fenomenal.


Tengo muchos tops pendientes de acolchar todavía, y eso que estos meses he conseguido acabar unos cuantos, que os iré enseñando.  Me estanco porque quiero encontrar el acolchado perfecto, pero no me gusta acolchar.  Así que al final se quedan ahí sin hacer.

Este año estoy intentando seguir la filosofía de "mejor acabada que perfecta". Y de verdad que me está funcionando.  Al menos, estoy acabando colchas.





domingo, 19 de julio de 2020

Otro maravilloso fin de semana

En esta ocasión nos han acompañado si cuñada y el sobrino.  Hemos tenido montones y montones de playa y tiempo suficiente también para Bob Esponja. 




La Playa de Guadamía, cuando está llena, es igual que una piscina.  Pero con un paisaje mucho más espectacular.


Con tiempo para ver vacas, comer cachopo y disfrutar mucho tiempo juntos.




Lo de los cachopos empieza a ser preocupante.  Llevamos cuatro fines de semana seguidos comiendo cachopo.  Y no nos cansa, que es lo preocupante.



También ha habido tiempo para sacar a pasear los Pokemon por Ribadesella.



viernes, 17 de julio de 2020

Teletrabajo


Así me encontré mi sitio de trabajo en casa al volver del baño.  O bien el portátil daba calorcito, o Mili ha decidido que quiere ayudarme a teletrabajar.

Menos mal que siempre dejo puesta la tela protectora con la que viene el portátil encima del teclado.

jueves, 16 de julio de 2020

15 minutos diarios

Con tanto viaje no hay forma de conseguir coser 15 minutos diarios, pero aún así, lo intento.


Ahora mismo estoy con la tercera tanda de mascarillas.  Voy mejorándolas.  La anterior tanda (de 72 ud) aprendí a sustituir las gomas por un sistema con trapillo mucho más cómodo y más adaptable a todo el mundo.


Esta tanda (otras 72 unidades) además estoy usando para el interior una tela homologada blanca.



En esta foto al fondo se puede ver otro de los proyectos en los que estoy trabajando.  Un spiderweb quilt.  Otro día os cuento cómo he decidido organizar mis scraps de tela, y a la vez ir haciendo nada menos que tres colchas con los restos.



Pero para eso necesito conseguir mis 15 minutos diarios mínimo de costura.


domingo, 12 de julio de 2020

Fin de semana con mi amiga Nieves



¡Qué bueno está este vino blanco!  No soy mucho de vino blanco, y menos en Asturias, que prefiero la Sidra. Pero mi amiga Nieves trajo unas botellas y este vino, un tiempo precioso, las montañas de fondo y sobre todo, una buena conversación con una amiga, es irresistible.


De fondo la playa de Guadamía, en Llames/Cuerres según el lado por el que bajes.  Es una playa espectacular.






domingo, 5 de julio de 2020

Paseos

Si hay algo maravilloso que hacer en Asturias, es pasear.  Bien por sus playas, bien por sus castros o simplemente por sus caminos.  Seguro que siempre encuentras algo nuevo e interesante que ver o fotografiar.  Esta semana ha sido muy divertida, hemos jugado mucho.


Jugando a fotografiar la luna:



Jugando con mi compañera Pokemon en la playa de Las Cuevas, en Nueva:


Jugando a sacar una foto cuando no pase ningún coche:



Jugando a pillar la puesta de sol:


Jugando a sacar una foto a la inmensidad del acantilado:



O jugando a ser modelos de riesgo en lo alto del acantilado:


lunes, 3 de agosto de 2020

En blanco y negro con un toque de rojo

Otra colcha terminada.  La empecé en marzo del 2018 y parece que le fui bastante fiel durante ese mes, pero después me quedé sin telas y las tuve que pedir, y el proyecto se quedó en una caja.  Estos meses de confinamiento por fin la acabé.  No encontré la tela roja original, así que elegí otra muy similar y quedó fantástica.
Claro que encontré la tela roja original más adelante en la caja de otro proyecto, cuando esta colcha ya estaba acabada.  La Ley de Murphy no falla nunca.
Acabo de darme cuenta de que hoy cumplo 14 años blogueando.  Increíble!  Comencé cuando los blogs todavía eran una rareza, y hoy en día ya casi están pasado de moda.  En sólo 14 años.

Y la cantidad de cosas que han pasado por medio, la cantidad de cosas que he hecho y aprendido.  En solo 14 años.  Y qué rápidos han pasado.

Mi primer entrada. Y la segunda.  Para entonces estaba todavía muy centrada en el punto de cruz. Llevo haciendo Patchwork menos tiempo del que pensaba.  Sin embargo llevo haciendo manualidades toda la vida. Punto de Cruz, Ganchillo, Pintura en tela y camisetas, bisutería, obras y reformas en casa, bolsitas, bolsos, mochilas, aguja mágica y un largo ecétera de manualidades.  Es divertido ver en qué pasaba el tiempo en aquella época, también los viajes que hicimos entonces, incluso ver mi aspecto físico en esa época.  Por eso me gusta tanto seguir con el blog, a pesar de mis esporádicas ausencias.  Es como un diario que te recuerda cosas que de otra forma fácilmente olvidas.
Volvamos a la colcha.  El acolchado es un stipple amplio normal, con un hilo en blancos y negros que le ha quedado muy bien.
Creo que he ovidado sacar una foto de la trasera.  Es una tela preciosa gris de fondo con pájaros negros.  Le queda genial y es nuestra favorita en la cama.

Y más fotos.  Es que es tan bonita!

martes, 28 de julio de 2020

Cajita con lazo

Otra cajita decorada con servilletas.  En esta ocasión la he combinado con un lazo que venía en un regalo y una florecita de lazo de terciopelo rosa.  Tengo una caja donde guardo todo tipo de decoraciones y cositas que son las que uso en estas ocasiones.
De vacaciones por Asturias otra vez.  Estamos yendo y viniendo de casa aquí y vuelta, que la gatita está sola y de vez en cuando hay que ir a verla. También parte de la familia se pasa por casa de vez en cuando a ver qué tal está.  Da mucha penita dejarla sola, pero traerla es mucho más peligroso para ella.  No es fácil cambiar un gatito de casa, y Mili además es bizca, ve fatal.  No podemos dejarla suelta por aquí y no hay forma de encerrarla en esta casa, que puede saltar de cualquier ventana.  Pero da penita que se quede solita.

Esta servilleta me gusta mucho.  Creo que so Dahlias en unos tonos rosados y violáceos muy delicados.
Está encima de un costurero antiguo que era de algún antepasado mío, y que restauró mi madre.  Es precioso.

Hoy ha sido un día de lluvia, así que ha tocado limpieza general, y preparar la casa.  Al menos el primer piso.  Mañana el piso de abajo.  Y probar cómo funciona mi nueva línea telefónica con el portátil.  Y he vuelto a ponerme el aparato masajeador para el brazo.

Cómo cunde el tiempo de vacaciones!

jueves, 23 de julio de 2020

Una colcha de recuerdos

Esta va a ser una colcha muy especial.  Por muchos motivos, pero sobre todo porque la he hecho con sábanas antiguas de mi familia.  Las que he heredado de mi abuela y de mi tía.  Hay muchos recuerdos en muchas de ellas.
Tengo para hacer dos.  La he hecho con la técnica del disappearing nine patch, con cuadrados bastante grandes.
Y ahora tengo un problema.  No llego a los extremos para acolchar.  Así que voy a tener que ser muy creativa con esta colcha.  Estoy pensando en un stippling, de forma que pueda acolchar lo máximo posible en el centro, y los dos laterales los haré después fuera del bastidor. 
En esta foto se ven bastante bien los colores (y mi dedo).  Es una colcha muy suave y romántica, muy primaveral.  Estoy segura de que una vez acolchada se convertirá en una de mis colchas favoritas.

Está pensada para las camas de la casa de Asturias.  Los dormitorios están pintados en un azul grisáceo con muebles y camas blancas, así que le quedará genial.

Para la segunda colcha tengo los bloques preparados, a falta de unirlos.  Quiero intentar tener las dos acabadas antes de final de este año, para ya estrenarlas en primavera del 2021.  A ver si lo consigo.

miércoles, 22 de julio de 2020

Caja de costura


Hoy he dedicado mis 15 minutos a la pintura.

Si hay algo que me encanta es aprender y experimentar.  Durante el confinamiento una de las manualidades que saqué fueron las cajas metálicas para decorar.

He estado experimentando no sólo con pinturas, sino también con un spray especial para servilletas y con decoraciones 3D, tipo lazos, puntillas y demás.  Todavía no tengo fotos de todas, pero ya os las iré enseñando.

El caso es que uno de los modelos que más me llamó la atención fue este costurero.  Llevaba algún tiempo coleccionando las decoraciones, y sólo me hacía falta ponerme a ello.

Primero pegué todos los abalorios parte con la pistola de silicona, parte con pegamento para metales normal y parte con pegamento blanco, dependiendo del tamaño de la pieza.

Después le di una base para metal y a continuación pintura de manualidades normal en blanco.  Tuve que dar unas cuantas capas para que todo quedara bien tapado.

Creo que como barniz le di goma laca, que tenía por casa, también varias capas.  Y así se quedó desde entonces.


Hoy por fin me he atrevido a darle la capa de betun de judea.  Luego la limpié bien con un trapo.  Creo que el botecito que tenía estaba algo espeso, hace mucho tiempo que lo tengo en casa.  Imagino que si hubiera estado un poquito más líquido, habría quedado más clarito todo.  Pero ya os digo, estoy experimentando.


Nunca había usado el oro de dedo.  Pero sí había visto cómo se hace en algunas clases que fui hace ya casi unos siglos.


Me ha encantado el resultado.  Puede que alguien más experto que yo la hubiera hecho mejor, pero a mi me parece el costurero más bonito del mundo.


Ahora quiero prepararle el interior, con telas y bolsillos, para poder usarla como un buen costurero.


Quizás incluso me anime a hacer alguno más para regalar.  Ahora que por fin me he atrevido a terminarlo, y que he visto que no es tan complicado, tal vez lo haga.


Incluso tengo un líquido para dejarlo en verdes, en lugar de estos dorados y marrones, como si fuera ese oxido que a veces se hace en piedra.  Pintado en gris piedra, que también tengo un producto que imita la textura de las piedras, igual hasta queda chulo?  Y si en lugar de hacerlo con cosas de costura, lo hago con conchas, que también tengo muchas?  Conchas, o cosillas de playa.  O incluso tal vez tipo bosque, con piedras y hojas secas.  Y con animalitos de plástico pequeños?  He visto unas lámparas decoradas con ellos y pintadas con spray plata, que quedaron chulísimas.  Relojes antiguos?  Bueno, más que antiguos, viejos, que tengo también una buena colección.  O abalorios y joyas rotas o viejas?


Buf, qué montón de posibilidades!  Tengo que coleccionar más cajas...

martes, 21 de julio de 2020

Joie de Toile

Estos últimos meses he estado terminando muchos UFOs que tenía pendientes en diferentes niveles.  Unos a falta de acolchar, en otros casos, sólo con las telas elegidas, pero sin proyecto concreto.  Otros están a medias, con los bloque hechos o a falta de algún borde.

Uno de esos proyectos es esta colcha, que he conseguido recortar en mis 15 minutos de costura de hoy:


Empecé con un Jelly roll en tonos rojos y tierra, y un trozo de tela de Joie de Toile en los mismos tonos.  Estuve buscando mucho por internet a ver si encontraba algún modelo que me gustara.

Añadir título

Tenía muchas ganas de probar con el bloque snowball, así que busqué una tela roja que combinara y me lancé a la aventura.

Me ha gustado mucho el snowball, seguro que volveré a usarlo.  Sin embargo la combinación de colores, aunque me encanta, no lo hace destacar.  En realidad todos los colores se entremezclan.  A mi me parece que todo ha quedado muy poco definido, y muy desdibujado.

Sin embargo a mi marido le ha encantado y ya le ha encontrado una dueña, que no voy a decir quién es.  Pero seguro que le encantará.


Para la trasera utilicé una tela de sábana que tenía por casa.  No recuerdo las medidas exactas de la colcha, debe ser unos 200x180 cm.  Le irá bien a una cama individual.


Sólo he tardado una mañana en acolcharla.  Con un stippling muy normal.  Como no me gusta nada acolchar, casi siempre uso los mismos motivos, un stippling, lazos con stippling o todo tipo de olas en horizontal.  


Aquí un detalle del acolchado, que lo hice con un hilo variocolor en tonos dorados y cremas.  Le ha quedado muy chula.


Todavía me falta el borde, que será también en rojo.  Tengo una cinta al bies en un tono que le irá fenomenal.


Tengo muchos tops pendientes de acolchar todavía, y eso que estos meses he conseguido acabar unos cuantos, que os iré enseñando.  Me estanco porque quiero encontrar el acolchado perfecto, pero no me gusta acolchar.  Así que al final se quedan ahí sin hacer.

Este año estoy intentando seguir la filosofía de "mejor acabada que perfecta". Y de verdad que me está funcionando.  Al menos, estoy acabando colchas.





domingo, 19 de julio de 2020

Otro maravilloso fin de semana

En esta ocasión nos han acompañado si cuñada y el sobrino.  Hemos tenido montones y montones de playa y tiempo suficiente también para Bob Esponja. 




La Playa de Guadamía, cuando está llena, es igual que una piscina.  Pero con un paisaje mucho más espectacular.


Con tiempo para ver vacas, comer cachopo y disfrutar mucho tiempo juntos.




Lo de los cachopos empieza a ser preocupante.  Llevamos cuatro fines de semana seguidos comiendo cachopo.  Y no nos cansa, que es lo preocupante.



También ha habido tiempo para sacar a pasear los Pokemon por Ribadesella.



viernes, 17 de julio de 2020

Teletrabajo


Así me encontré mi sitio de trabajo en casa al volver del baño.  O bien el portátil daba calorcito, o Mili ha decidido que quiere ayudarme a teletrabajar.

Menos mal que siempre dejo puesta la tela protectora con la que viene el portátil encima del teclado.

jueves, 16 de julio de 2020

15 minutos diarios

Con tanto viaje no hay forma de conseguir coser 15 minutos diarios, pero aún así, lo intento.


Ahora mismo estoy con la tercera tanda de mascarillas.  Voy mejorándolas.  La anterior tanda (de 72 ud) aprendí a sustituir las gomas por un sistema con trapillo mucho más cómodo y más adaptable a todo el mundo.


Esta tanda (otras 72 unidades) además estoy usando para el interior una tela homologada blanca.



En esta foto al fondo se puede ver otro de los proyectos en los que estoy trabajando.  Un spiderweb quilt.  Otro día os cuento cómo he decidido organizar mis scraps de tela, y a la vez ir haciendo nada menos que tres colchas con los restos.



Pero para eso necesito conseguir mis 15 minutos diarios mínimo de costura.


domingo, 12 de julio de 2020

Fin de semana con mi amiga Nieves



¡Qué bueno está este vino blanco!  No soy mucho de vino blanco, y menos en Asturias, que prefiero la Sidra. Pero mi amiga Nieves trajo unas botellas y este vino, un tiempo precioso, las montañas de fondo y sobre todo, una buena conversación con una amiga, es irresistible.


De fondo la playa de Guadamía, en Llames/Cuerres según el lado por el que bajes.  Es una playa espectacular.






domingo, 5 de julio de 2020

Paseos

Si hay algo maravilloso que hacer en Asturias, es pasear.  Bien por sus playas, bien por sus castros o simplemente por sus caminos.  Seguro que siempre encuentras algo nuevo e interesante que ver o fotografiar.  Esta semana ha sido muy divertida, hemos jugado mucho.


Jugando a fotografiar la luna:



Jugando con mi compañera Pokemon en la playa de Las Cuevas, en Nueva:


Jugando a sacar una foto cuando no pase ningún coche:



Jugando a pillar la puesta de sol:


Jugando a sacar una foto a la inmensidad del acantilado:



O jugando a ser modelos de riesgo en lo alto del acantilado: