martes, 28 de julio de 2020

Cajita con lazo

Otra cajita decorada con servilletas.  En esta ocasión la he combinado con un lazo que venía en un regalo y una florecita de lazo de terciopelo rosa.  Tengo una caja donde guardo todo tipo de decoraciones y cositas que son las que uso en estas ocasiones.
De vacaciones por Asturias otra vez.  Estamos yendo y viniendo de casa aquí y vuelta, que la gatita está sola y de vez en cuando hay que ir a verla. También parte de la familia se pasa por casa de vez en cuando a ver qué tal está.  Da mucha penita dejarla sola, pero traerla es mucho más peligroso para ella.  No es fácil cambiar un gatito de casa, y Mili además es bizca, ve fatal.  No podemos dejarla suelta por aquí y no hay forma de encerrarla en esta casa, que puede saltar de cualquier ventana.  Pero da penita que se quede solita.

Esta servilleta me gusta mucho.  Creo que so Dahlias en unos tonos rosados y violáceos muy delicados.
Está encima de un costurero antiguo que era de algún antepasado mío, y que restauró mi madre.  Es precioso.

Hoy ha sido un día de lluvia, así que ha tocado limpieza general, y preparar la casa.  Al menos el primer piso.  Mañana el piso de abajo.  Y probar cómo funciona mi nueva línea telefónica con el portátil.  Y he vuelto a ponerme el aparato masajeador para el brazo.

Cómo cunde el tiempo de vacaciones!

martes, 28 de julio de 2020

Cajita con lazo

Otra cajita decorada con servilletas.  En esta ocasión la he combinado con un lazo que venía en un regalo y una florecita de lazo de terciopelo rosa.  Tengo una caja donde guardo todo tipo de decoraciones y cositas que son las que uso en estas ocasiones.
De vacaciones por Asturias otra vez.  Estamos yendo y viniendo de casa aquí y vuelta, que la gatita está sola y de vez en cuando hay que ir a verla. También parte de la familia se pasa por casa de vez en cuando a ver qué tal está.  Da mucha penita dejarla sola, pero traerla es mucho más peligroso para ella.  No es fácil cambiar un gatito de casa, y Mili además es bizca, ve fatal.  No podemos dejarla suelta por aquí y no hay forma de encerrarla en esta casa, que puede saltar de cualquier ventana.  Pero da penita que se quede solita.

Esta servilleta me gusta mucho.  Creo que so Dahlias en unos tonos rosados y violáceos muy delicados.
Está encima de un costurero antiguo que era de algún antepasado mío, y que restauró mi madre.  Es precioso.

Hoy ha sido un día de lluvia, así que ha tocado limpieza general, y preparar la casa.  Al menos el primer piso.  Mañana el piso de abajo.  Y probar cómo funciona mi nueva línea telefónica con el portátil.  Y he vuelto a ponerme el aparato masajeador para el brazo.

Cómo cunde el tiempo de vacaciones!