miércoles, 31 de octubre de 2012

Fundas para libros electrónicos y tablets

Una tarde de asueto en casa, probando formas distintas de exposición.  Me gusta verlas así, todas juntas.  Me gusta ver la variedad.  Me da mucha pena cuando alguna sale de casa.  Ya sé que irá a un sitio donde la van a querer mucho, pero me da pena ver cómo se van. 


De todas estas ya casi no me queda ninguna.  Son las primeras que hice, con las que experimenté telas, texturas, colores y tecnicas.  Hay recuerdos en cada una de ellas.

¿No os pasa cuando hacéis algo que cuando lo regaláis o lo vendéis es como si se fuera algo vuestro?  Le has dedicado tiempo, ganas, ilusión, y luego se van de casa.

Sin embargo me gusta ver la cara de sorpresa de la gente cuando las ven.  Cuando alguien que tiene una Kindle para estas fundas las ve, se le ilumina la cara.  Les hace ilusión encontrar la funda perfecta para ellos.  Y eso me me gusta.  Ver esa ilusión en la gente hace que siga intentando hacer fundas cada día mejores y más completas.

En muchos de vuestros blogs he leído que con el tiempo, publicar se convierte en el objetivo, no en una actividad lateral.  Hacemos y hacemos para publicar, porque a cualquier persona a la que le gusten las manualidades de cualquier tipo, lo que realmente quiere es el reconocimiento de ese trabajo.  Gente que entienda lo que hace y lo comparta.

Yo ya llevo más de 6 años en el mundo blogueril, desde Agosto del 2006.  Y me gusta mirar hacia atrás.  De vez en cuando releo mis correos antiguos.  Y me digo a mi misma ¡Cómo hemos cambiado! - como la canción de Presuntos Implicados.

2 comentarios:

Susan dijo...

Hola Rida, pues si me pasa lo mismo que a ti. Las fundas son muy bonitas.
Bss

arish dijo...

¡Vaya producción Rida! a mí me pasa lo mismo cuando vendo mis creacciones, como que me da un poquitín de pena que se vayan.BESICOS.

Chalet de Fraga a la venta

Pues sí, con todo el dolor de nuestro corazón, hemos puesto a la venta el chalet familiar de Fraga.  Sencillamente no podemos atenderlo.  So...