miércoles, 31 de enero de 2018

Mi bastidor Grace

Ya me han preguntado varias veces por mi bastidor, así que hoy he decidido hablar más en detalle sobre él.




Hace ya unos años me decidí a comprar un bastidor para acolchar de la marca Grace.  El mio es de madera, no lo he visto en su página de internet ya.  Quizás se hayan pasado exclusivamente a los metálicos.




En este mail tenéis el día que lo estrené, allá por el 2011. Allí os cuento lo emocionada que estaba.


Después de usarlo de vez en cuando durante estos años (lo de acolchar nunca me ha gustado), sigo igual de encantada con él, pero poco a poco voy descubriendo sus limitaciones.


Si estáis pensando en comprar un bastidor y que podáis hacer las maravillas que se ven por la red, quitaroslo de la cabeza.  En este bastidor vas a poner tu máquina de coser, y la distancia entre aguja y brazo va a seguir siendo la misma que si acolchas a mano.  Incluso menos, a medida que se llena el rollo con la colcha ya acolchada.


Sin embargo es ideal para hacer dibujos horizontales, como olas, rayas, y otros dibujos que vayan de lado a lado de la colcha.  También para el típico stippling quilting o el de lacitos, porque a fin de cuentas, también puedes hacer el dibujo en horizontal.


Yo acolcho con mi Bernina 550, con el BSR de acolchado libre.  Si no lo tienes, en Grace venden unos adaptadores para cualquier modelo de máquina.


Hay que tener en cuenta que te hace falta el espacio que ocupa el bastidor, y un metro todo alrededor.  Ya sé que si dejas 60 cm también te puedes mover, pero mueves el bastidor casi siempre, y eso no es bueno, porque se va desajustando.  Eso es lo que me está pasando a mí.  Tengo que mover el bastidor para accede a las estanterías, aunque es poco, se me desajusta, y alguna pieza se ha roto.  Aunque tienen fácil arreglo, la verdad.


Es un poco incómodo cambiar el hilo o la bobina cuando tienes la máquina montada, o incluso enhebrar, pero se le va cogiendo el truco.


Se supone que en mi bastidor caben colchas de 250 cm.  Lo cierto es que la máquina no llega hasta el final del todo, la bandeja en la que se mueve tiene un margen, y la propia máquina también.  Así que al final puedo acolchar hasta poco más de 200 cm.  Que también está más que bien.


Montar el sandwich lleva su tiempo, pero queda perfecto.  A veces lo uso para montar el sandwich y luego acolcho en la mesa.  Según lo que quiera hacer.


La bandeja en la que va la máquina se mueve con muchísima suavidad.  No ha perdido nada en estos años.  Es genial poder casi dibujar con la máquina de coser, por lo fácil que es moverla.


El Fabri-Fast Rails es un rollo.  Sirve para poner la tela de debajo en las guías.  Yo tengo unos "leather" que están puestos siempre, y sujeto la tela con alfileres a esas "leather".  El otro día una se salió, y para volver a meter el cablecito con el leather por la ranura, me llevó casi toda la mañana.


Resumiendo, que para acolchar en plan casero con overall o motivos horizontales rápidos, siempre que tengas espacio suficiente, es absolutamente genial.  Y lo recomiendo.


Cuando me toque la lotería me compraré además la máquina con 15 inches de espacio, para hacer todo tipo de dibujos.  Y claro, una casa en la que quepa todo el bastidor con máquina y todo, jejejeje.


Mis avances de ayer y hoy:



 ¿Habéis visto qué tela de paraguas tan original? - Y pasamos a los granates, rayas y flores.







 

2 comentarios:

cristall dijo...

Me he quedado impresionada con tu bastidor,yo aun tengo muuuucho que aprender,pero seguro que las chicas que van más avanzadas y hacen de esto les va a encanta,vamos...yo recomendaría tu entrada,esas son las que a mi me gustan,las que te dicen las cosas tal y como son y después cada uno que haga lo que quiera.
Que le sigas dando mucho uso guapa.
Bss apretaos!!!

Magalis Marisol dijo...

Buenisimo!
Gracias por compartir!

Pajaritos

Ya he terminado la pareja del pajarito.  El modelo es el mismo, pero ha salido totalmente diferente.  Este está más estilizado, el primer...