domingo, 28 de enero de 2018

Gran bandeja de Pansies y Poza de la sal

Aunque no lo parezca, esta bandeja es gigantesca.  Una servilleta completa.  Y esta servilleta es preciosa.  Por supuesto, encontró dueña enseguida.

Hoy hemos hecho una excursión a Poza de la Sal.  Nos han estado explicado cómo se ha formado el diapiro y ha aparecido sal en el interior del país.  Además, es un pueblo precioso, aunque construido en la montaña, así que nos hemos pasado el día subiendo y bajando.

Después de la visita guiada por el Centro de Interpretación de las Salinas, subimos al Castillo. ¡Menudas escaleras!  Miedo no, lo siguiente.  Eso sí, las vistas merecen la pena.  Se ve la zona del diapiro completa.  Aunque si no nos hubieran explicado lo que íbamos a ver con antelación, lo único que se ve es unas montañitas con hierbajos. Pero una vez te cuentan lo que tienes que mirar, es fascinante.  De hecho. parece que es única en el mundo.  Os aconsejo que os leáis alguna página sobre Poza de la Sal.  De verdad que es fascinante.  Y por supuesto, si tenéis la oportunidad de ir, ni lo dudéis.

 Unas preciosas vistas desde una de las calles del pueblo.   Al fondo se ven las montañas nevadas.
Una vista del castillo.  Creo que si la ampliáis, podréis ver las escaleras.  Sólo una cadenita nos separaba del abismo.  Todavía me duelen las piernas de la tensión de subir ahí arriba.
Aquí se ven algunas salinas que están reconstruyendo, porque por lo que parece la sal todo lo estropea y no queda nada en pie.
Y no nos olvidemos de que este fue el pueblo natal de Felix Rodríguez de la Fuente.
Hemos visto muchísimos gatitos por el pueblo.  Esta se nos acercó y se dejó acariciar.  Una monadeta.
Habéis visto qué rinconcitos más monos? Cada callecita tenía su encanto.  Hemos llegado cansadísimos a casa, pero lo hemos pasado fenomenal.

1 comentario:

Cidiana dijo...

Una bandeja preciosa con esa servilleta, seguro que le encanto. Y gracias por compartir ese paseo, yo estuve en Poza de la Sal siendo niña, asi que me ha venido muy bien tu visita, ya no lo recordaba.
Besos

Menina acabada

Bueno, al final, me decidí a terminar la menina.  Si no le quedaba apenas nada... Lo difícil ha sido enmarcarla.  Dejar la tela completa...