domingo, 3 de agosto de 2014

Vacaciones!

Dos preciosas semanas en el Paraíso.  Y esta vez, decidí que vacaciones.  Nada de trabajar en el campo.  Necesitaba vacaciones!

Tuvimos de todo.  Una muy divertida barbacoa, nada menos que tres verbenas, concierto de Rosa incluido, playa nueva y alguna conocida, paseos, costura, gatitos y de todo.

Por partes.  Nos dejaron un par de gatitos recién nacidos en el garaje.  Más monos!  No tenían ni un día, todo el día llorando, los pobrecitos.  Y la mamá ni se acercaba.  Les pusimos en una cajita fuera, cobijados, pero para que su mamá los pudiera alcanzar.  Ni así.  Así que intentamos alimentarlos con una jeringa, darles calor, animarles a hacer sus cositas, pero nada, a los tres días murieron los dos.  ¡Qué penita!  Eran muy monos, uno clarito y otro oscuro.


Un día que me harté de hacer siempre lo mismo le dije a mi marido que ibamos a seguir la carretera de la costa, y nos ibamos a meter en la primera playa que encontráramos.  Y descubrimos una playa nueva.  Un poco más allá de Ribadesella, se llama Vega (creo).  Inmensa.  Y no tenía demasiadas piedras.
Por allí al fondo tiene una playa nudista.  Y tenía siempre unos socorristas, que marcaban la zona donde te podías bañar.  También tenían montones de cursos de surf, para gente de todas las edades.

También hubo tiempo para risas, porque un día fuimos con mi cuñado y dos sillas, y su silla no acabó de ser estable, y se cayó al suelo enganchado a la silla.  Sí, nos reímos un rato.

Estuvimos en la verbena de Posada.  Allí vimos a "Los Inhumanos".  ¿Los recordáis?  Fue muy divertido.  Bailamos y cantamos un montón, ante los atónitos ojos de los hijos menores de 20 años que había por allí con sus papás.  Pocas veces me lo he pasado tan bien en un concierto!

Al día siguiente hubo verbena y concierto de Rosa en Naves, al ladito de Posada.  Bueno, allí había verbena, había una especie de discoteca andante en otra plaza para jovencitos, todo a tope, y en otra zona muy grande el espectáculo de Rosa.  Se oía fatal, el sonido malísimo, pero me encantó ver la figura que se le ha quedado a Rosa, con ese vestido negro ajustado que le quedaba genial.  Me da esperanzas.


Y al día siguiente verbena en Nueva.  Nueva es un pueblito chiquitito, con una plaza pequeña.  Pues se las habían apañado para poner dos escenarios gigantescos.  Para cuatro gatos que eramos, al menos al principio.  Luego ya llegaron los jóvenes con su botellón.  Nosotros también llevamos nuestro botellón, pero en una neverita con hielo, que luego recogimos y no dejamos residuos.

Nunca había visto los restos de un botellón, y después de haberlo visto, entiendo perfectamente que sea un problema.  En Naves llegó un momento en el que no podías andar por ningún sitio sin pasar por encima de botellas, latas, cajas, bolsas abandonadas.  Sin contar con que todo el suelo estaba mojado y pringoso, tanto por la bebida que se cae, como por el hielo que se descongela.  Aquello parecía la guerra.  ¿Tan difícil es educar a nuestros jóvenes para que lo tiren en los contenedores que había a dos metros?  Lo sé, ahora todas las mamás estarán diciendo "no, que mi hija no hace eso".  Bueno...

También hubo tiempo para la costura. Cómo no.  Cuando estuve con la quimio, mi hermana venía a verme cada dos fines de semana y se sentaba conmigo en el sofá a ver series.  Pero también estuvimos cortando montones de vaqueros en círculos.  Yo marcaba y ella cortaba.  Luego corté cuadrados de muestrarios que me fueron dando de diferentes telas.

Y estas dos semanas decidí que necesitábamos fundas para dos de los sofás del salón.  Así que manos a la obra, y este es el resultado:


Hay montones de tutoriales en internet sobre esta técnica, es realmente muy sencilla.  El mayor problema es que cuando empiezas a juntar ya muchas piezas, esto pesa bastante.

Yo hacía piezas de 4x6 unidades, y luego las iba uniendo.


Este falta acabarle los brazos y el frontal, pero me quedé sin cuadrados.  Aunque tengo círculos suficientes, jejejeje.  Menudas ampollas se le hacían a mi hermana de cortar tanto vaquero!

Pero a que al final el resultado es chulo?

Unas fotos del proceso:




También hubo tiempo para comer fuera.  Los precios realmente han bajado mucho.  Joaqui y yo fuimos un día a Ribadesella y comimos fenomenal por unos 12 euros, creo.  Fabada, guiso de caza, tarta de sidra y agua y pan, y todo en cantidad.

Otro día fuimos con mi hermana y mi cuñado a Nueva, a Muros.  Le hago propaganda, porque es de lejos el restaurante que más me gusta de todos los que conozco.

Fijaros qué raciones:


Mi hermana y yo pedimos ensaladas, así que todos los espaguetis que veis en el plato y en la bandeja es una sóla ración.  Lo mismo digo del marmitaco.  La fuente y el plato son para una sóla persona.  Y todo buenísimo.

Lo cierto es que le sacamos todo el jugo posible a nuestras dos semanitas de vacaciones.

No hay comentarios:

Pajaritos

Ya he terminado la pareja del pajarito.  El modelo es el mismo, pero ha salido totalmente diferente.  Este está más estilizado, el primer...