lunes, 21 de febrero de 2011

Escriño - definición de la Cátedra de Miguel Delibes

Escriña


VHCV pp.13-14

Pero lo curioso es que allá no me mortificaba tener un pueblo y hasta deseaba que cualquiera me preguntase algo para decirle: "Allá, en mi pueblo, los hombres visten traje de pana rayada y las mujeres sayas negras, largas hasta los pies". O bien; "Allá, en mi pueblo, la tierra y el agua son tan calcáreas que los pollos se asfixian dentro del huevo sin llegar a romper el cascarón". O bien: "Allá, en mi pueblo, si el enjambre se larga, basta arrimarle una escriña agujereada con una rama de carrasco para reintegrarle a la colmena.

escriño. (Del lat. scrinium).

1. m. Cesta o canasta fabricada de paja, cosida con mimbres o cáñamo, que se usa para recoger el salvado y las granzas de los granos, o para dar de comer a los bueyes cuando van de camino.

2. m. Cofre pequeño o caja para guardar joyas, papeles o algún otro objeto precioso.

3. m. Sal. y Zam. Cascabillo de la bellota.

Escriña: Escriño: (Etim. -Del lat scrinium, papelera, escritorio) Cesta o canasta fabricada de paja, cosida con mimbres o cáñamo, de que se usa para recoger el salvado y las franjas de los granos. (Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana)

Escriño: n.m. Cesto de mimbre, paja u hojas de maíz, para transportar frutas, harina, simiente, etc. Y con la que se recoge el salvado y las granzas del cereal. (Diccionario del Castellano Tradicional)

Escriña (o escriño): Cesto estrecho por abajo y ancho en su boca, hecho habitualmente de saco de arpillera, áspero. Es un cesto que tiene diversos tamaños, de gran resistencia y duración. Utilizado para echar de comer al ganado o para llevar cualquier cosa, también se emplea para coger la colmena o para hacerla desaparecer de un lugar. Se hace del siguiente modo: se aproxima la escriña a la boca de la colmena, se mete humo dentro de ella con el humeón y al salir la abeja reina, salen las demás detrás. Una vez todas en la escriña, ésta se cierra. Si nuestra intención es la de coger la miel, lo haremos sin dificultad. Si lo que pretendemos es que las abejas no vuelvan a aquel colmenar, llevaremos la escriña lejos de allí y las soltaremos.

En algunas zonas del norte de Valladolid, Burgos y Palencia, el escriño de hace con las pajas más largas del centeno, tejiéndolas como si fueran de junto, muy apretado y bien rematado.

Se solían hacer escriños por encargo, realizando este trabajo los agricultores más hábiles o los pastores mientras cuidaban del ganado o con ocasión de temporales o nevadas para llenar los ratos perdidos. En ninguno de los diccionarios consultados se indica esta utilidad del escriño. (Investigación de campo)

LGNA p. 70

(...) pues agarra una escriña, Paco, y atrápalo,

DVSC p. 84

Portaba una escriña en la mano derecha (...)

DVSC p. 85

(...) penduleó la escriña.

DVSC p. 89

El señor Cayo se empinó, cortó un carraspo de la rama más baja y lo introdujo en la escriña, sacando el rabo por el agujero. Se llegó al chamizo, cogió el humeón y rellenó de paja el depósito. Parsimoniosamente raspó un fósforo y le prendió fuego. La paja ardía sin llama, como un pequeño brasero de picón de encina. Depositó el humeón en el suelo, tomó con un dedo una pella de miel y untó las hojas exteriores del carraspo.

CH p. 179

¿Coger el enjambre? Eso no tiene dificultad. Yo veo el tetón colgado de un árbol o de un espino, agarro la escriña, meto un chamo húmedo por el agujero, les echo un poco de humo y ¡todas adentro!

No hay comentarios:

Bandeja de lavanda y una Destilería.

No me digáis que esta bandeja no es una auténtica maravilla.  Hice una similar hace tiempo y tenía todavía una mitad de la tortilla.   Es u...