lunes, 26 de mayo de 2008

UFOS y pruebas

Con mi flamante Bernina desplegada, estos últimos días me he dedicado a hacer bajar el montón de "cosas pendientes". Algunos son UFOS, otros pequeños arreglos, y otros cosillas pendientes de probar.

Además de adaptar una sábana bajera pequeña, coser medias, reducir camisetas, subir bajos de pantalones y tantas y tantas cosillas que van saliendo para coser en una casa (¿cómo me las he arreglado tantos años sin mi Bernina?), pues también ha habido tiempo para hacer algo más divertido.

Una de las cosillas pendientes era hacer este neceser tan bonito:

En la Feria de Bilbao mi hermana y yo hicimos un taller de fieltro. Mi fieltro ha salido totalmente desigual, pero el de mi hermana le salió perfecto. No he tenido ni que recortar ni arreglar ni nada. Hacer el forro y coser. Lo hizo perfecto. La flor de la derecha también la hizo ella. El neceser es de fieltro mojado, y la flor de fieltro "pinchado". Pinchó con tanto ahínco que dejó la pobre flor incrustada en el colchoncillo!! Eso sí, quedó bien compacta. El corazón lo hice yo en forma de prueba, pero le quedaba muy bien al neceser. Los dos adornos tienen un imperdible detrás, de forma que se pueden usar de broche independiente.

Susi, tienes que venir pronto, que te están esperando....

Esta mariposa también la empezamos en Asturias las dos. Pero llegó un momento en el que a mi hermana le pareció muy recargada. Yo creo que al final ha quedado muy bonita. Ahora sólo hay que buscar dónde aplicarla...

Más cosillas pendientes... Esta camiseta ya la había publicado. La hice como prueba en una camiseta de lefties que tenía por casa y va y sale bonito. Al menos a mi marido le encantó, pero claro, no le valía. Por casa tenía una tela de rejilla militar. Si alguien se pregunta que de dónde ha salido, ni idea. Como no tiro nada y parece que de alguna forma las cosas van a parar a mi casa, pues me encuentro con cosas ... Y le hice un apaño a la camiseta. Con la maravilla de Bernina las costuras han quedado perfectas, y mi maridín feliz con su nueva camiseta....

Otra cosa pendiente. Le prometí a mi cuñado que su pantalón favorito sería reencarnado. Y este es el resultado, un precioso bolso de playa.

Estoy muy orgullosa de él porque he probado varias técnicas y han salido bien.

Primero la técnica del Crazy, de poner cosas y coser por encima. Con dos etiquetas de vaqueros que tenía guardadas, restos de telitas, organza roja y cuerda de envolver paquetes le ha quedado una decoración de lo más original.

Para el interior he usado una tela con dibujo patchwork que tengo desde hace unos 20 años o así (fijaros que ya hacía años que me gustaba el estilo!!) Es muy alegre, de colorines. Por dentro tiene bolsillos, incluso para poner los bolis.

La cremallera fue toda una experiencia. He usado una técnica que he visto por internet, y por fin he conseguido que una cremallera quede perfecta, abre y cierra bien y es cómoda de usar.

También le he hecho dos neceseritos a juego con el forro, para estuche o guardar la bisutería en la playa. Como cierran con velcro, no sale nada que metas en ellos.

Y lleva un broche con una flor de una de las costuras del pantalón, algo de la tela del forro y un poquito de organza. Lleva un imperdible detrás, para poder usarlo como broche en cualquier otro bolso.

Y cuñao, no te preocupes, hasta las patas han sido recicladas para la colcha vaquera que estoy preparando... Aquí no se tira nada...

Otro precioso bolso vaquero. Unos pantalones que me quedaban pequeños. El forro está hecho con una tela de pececitos, de los que he recortado los que se ven en el exterior. Están aplicados y cosidos con mi magnífica Bernina. También le hice con el sistema BSR (eso de coser con el acolchado libre) unos pececitos y una estrella, y en blanco, que apenas se nota, unas hierbas.

Y sus tres broches con colgajos. Recorté cuatro pececitos iguales y los rellené de guata, para usarlos de colgantes. Con un minirestito que tenía hice un bolsito pequeñito, que tiene un botoncito para cerrarse. Unos cuantos abalorios de madera, unas flores de costuras del pantalón y unos imperdibles detrás. Los tres se pueden usar de forma independiente. Me llevaron un rato, pero le dan mucho movimiento al bolso.Otra cosa más que tenía pendiente de probar. Convertir una toalla en paños de cocina. Le he puesto la tela del adorno y también el bies. Lo del bies me ha llevado de cabeza. No es nada fácil, pero como la Bernina cose lo que le eches, pues ha quedado hasta bien. No tira por ningún sitio.

Lo de hacer el bies ya fue otra historia. Primero hice uno con la técnica del cuadrado, y fue bien. Luego decidí probar a cortar directamente la tela al bies y coser los trozos. En lugar de hacer una prueba, los cosí toooooodos seguidos, al revés, claro....

Otra hora para descoser y volver a montar la tira de la forma adecuada. Historias de principianta.

La tela que he usado tiene estilo más bien antiguo, pero no encontré otra con dibujos pequeñitos a mano. Tengo que ir a comprar telas.

Y como me canso sólo de UFOS, este fin de semana he estado haciendo pruebas. Y estoy encantada con el resultado!!! Qué bonitos quedan estos caracolillos.

El sábado por la tarde vino una prima, y mientras nuestros respectivos estaban emocionados con la Wii y el Residen Evil, nosotras a cortar, coser y decorar caracolillos. Seguro que haré más, aunque creo que voy a sacar un patrón chiquitín, para ponerlo de llavero o algo así. Tiene que quedar monísimo.

Y la estrella del fin de semana: mi Tilda playera. Otro experimento que ha salido bien, aunque no perfecto. Algún que otro problemilla sí que me ha dado. Pero al final ha quedado bien.

Hasta le he conseguido poner pelo, que es lo que más me preocupaba!!

El bañador no me gusta demasiado, probé con esta tela por no desperdiciar telas bonitas en una prueba, y va y queda hasta bien!!

Otra cosa que tengo que probar más. Con otros bañadores y otras combinaciones. Son muy resultonas.

Anoche empecé a hacer una muñeca country. Se llama Mabel y me hizo gracia. Tengo el cuerpo ya hecho, falta teñir el pelo, pintar la cara y hacerle los vestidos. A ver si durante esta semana me da tiempo...







jueves, 15 de mayo de 2008

Mi hermana...

Pues sí, esta vez las fotos son de lo que ha hecho mi hermana. Esta foto es un panel de corcho del colegio que se decora cada cambio de temporada´más o menos. Aquí ha puesto las florecitas que hicimos en Asturias, y además se ha inventado una cara que ha quedado fenomenal.
¡Para que luego diga que ella no tiene gusto! ¡Hay que ver!

Y esta cara la ha hecho con fieltro y abalorios, espero que sea para la Virgen del Pilar! Una preciosidad, ¿no os parece?

lunes, 12 de mayo de 2008

Pruebas de acolchado libre...

Este fin de semana tocaba probar el acolchado libre. No he conseguido que me funcione el BSR, tendré que llamar al técnico, a ver qué estoy haciendo mal.


Así que tocó acolchado libre del de toda la vida, y creo que para ser mi primera vez me ha salido fenomenal.
Pensé que iba a ser un desastre de tamaños de puntos o de movimientos, pero no, es muy fácil. Supongo que la máquina ayuda mucho.

Y ahora que la prueba me ha quedado tan mona, tendré que pensar cómo utilizarla, por ejemplo, en un cojín o así...

Como la cosa ha ido tan bien, me decidí a comenzar con un experimento que llevo tiempo preparando. Una manta vaquera. Llevo tiempo coleccionando los vaqueros sobrantes de la familia, de diferentes colores y texturas.

Los estoy cortando pacientemente en trocitos de 8x8. También he preparado la tela de detrás, una tela de rayas rojas y naranjas que compré hace un tiempo en Ikea, que es algodón 100% y es muy animada.

Algunas pruebas:


Primero proble con cosas sencillitas, pero como ví que no era complicado, que los puntos me van saliendo más o menos parecidos y los trazos decentes, decidí empezar a hacer dibujitos.

Algunos los copié de este libro. Los copié mirando, nada de calcar, que lleva mucho tiempo. Y no quedaron mal.

Luego mi marido me dijo que hiciera un pulpo, y probé. Salió gracioso, así que me he inventado algún que otro dibujito:


Así, tal cual, a mano alzada. Me estoy sorprendiendo a mi misma. Lo que una es capaz de hacer con una buena máquina!! Y yo pensando que nos sabía dibujar...

Claro, que tengo que hacer como 700 de estos para hacer una colcha de matrimonio. No sé si no será demasiado peso....

Por otro lado, tengo también cuadrados de vaqueros blancos, y no sé si mezclarlos con estos. Cierto es que todos estos vaqueros ya son usados y no destiñen, pero no sé qué tal quedará la mezcla...

Y tampoco tengo claro que me guste el hilo rojo para el vaquero blanco. Tal vez pruebe con el negro o azul...

Muchas dudas. A medida que vaya haciendo, iré decidiendo sobre la marcha. ¿Alguna opinión?


viernes, 9 de mayo de 2008

Una guadaña eléctica y cómo reciclar una lata y varias medias

Ayer me cayó una tremenda bronca, por no mencionar quién había dejado el césped tan precioso que se ve en las fotos de las flores. Y fue mi cuñado. Dos mañanas enteras se pasó cortando césped.
La pena es que no usó la guadaña eléctrica que le preparamos:
Aquí la muestra del césped y una florecita que hice ayer, en azules y chololates. El botón le da un aire muy victoriano, que es el estilo que a mí más me gusta, pero sin que el modelo parezca recargado:
Y una prueba de anoche muy rápida de un modelo de pincushion que he visto por la red en varios sitios:

La hice con una latita de piña, porque me gustó el tamaño grandecito. Para tenerlo encima de la mesa me gusta más que las pequeñas. Las que he visto por la red se hacen con latitas de atún y parecidas.
Es muy sencillo de hacer.
1º - Se limpia bien la lata.
2º - Se hace en una tela un redondel como del doble del diámetro de la lata (algo menos) en una tela, se pasa un hilo por el círculo exterior y se frunce. Se rellena de guata, medias o lo que tengais a mano. Se tira del hilo hasta dejar un cojín del tamaño adecuado para ponerlo encima de la lata. No hace falta que esté cerrado por debajo, mejor que ni lo esté.
3º - En mi caso, como la lata era algo grandecita, le puse algo de espuma que tenía por casa dentro la base de la lata. Si usais latitas pequeñas, no creo que haga falta.
4º - Decorar la lata. Yo le pegué la misma tela alrededor, pero cualquier resto combinable puede ser usado.
5º - Poner pegamento en el borde superior de la lata. Yo pensé que éste sería un paso difícil, pero no, porque resulta que cuando le quitas la tapa a una lata, siempre queda un reborde, y es ahí donde se pone el pegamento.
6º - Colocar el cojín redondo encima y presionar un poco, para que se quede pegado.
7º - En mi caso, es en este punto donde decoré la lata, poniéndole alrededor un poco de puntilla y una cinta de raso.
He usado una tela de tapicería, porque al ser más gruesas, para algo tan grande, me resultaba más práctico. Probablemente si se hace con latas más pequeñas, sería mejor usar telas más suaves.
Creo que voy a hacer más, porque tienen muchas posibilidades, y son muy económicas y ecológicas:
- Se reciclan latas
- Se reciclan medias (si lo usas en lugar de guata)
- Se reciclan trozos de cosas (telas, abalorios, cintas, puntillas, fieltros, botones o restos de cualquier cosa.
Y se hace algo muy útil y bonito.
Ah! La foto de fondo es la fuente del paseo de las ranitas de Zaragoza. ¡No os perdais la Expo!

jueves, 8 de mayo de 2008

Otro par de florecitas. Las dos tienen el fondo color chocolate, una combinada con azul, y la otra con rosita anaranjado. Una lleva cosido un botón, y la otra lleva pegada una canica plana.

Ahora estoy aprovechando para probar mi nueva máquina. He cosido con hilo dorado en zigzag una cinta de raso a los pétalos de una de las flores. Un experimento interesante.


Y aunque en esta foto salga tan oscuro, este punto de libro ha quedado precioso. Lleva dos capas de fieltro azul oscuro, una de ellas recortada, y por detrás están pegadas las telas con pegamento especial para telas. Luego cosí las dos capas juntas con la máquina, una cosa más que he aprendido a utilizar, el panel de botones para poner dos dígitos. Todavía tengo que averiguar cómo se ponen 3 dígitos, no lo he visto en el librito de instrucciones. Supongo que tendré que sentarme en el ordenador con el CD que viene de instrucciones y buscarlo!

miércoles, 7 de mayo de 2008

Mi máquina de coser

Os presento mi nueva adquisición:

Siiiiiiiiiiiiiiii................. La Bernina de mis amores!!! La que tenía que haberme comprado desde el principio.

Pero ya sabéis, era un problema de conciencia. No es que me tenga que quitar de comer para comprarla, pero es tan cara que no conseguí convencerme de que merecía la pena comprarme algo tan caro sólo para hacer manualidades. Que a fin de cuentas no soy costurera, ni vivo de mis manualidades!!

Me compré una buena máquina pero de marca desconocida. Llevo unos 4 meses sin poder usarla, entre que la primera se atascaba, que luego el técnico estaba de cursos, que me mandaron una nueva, distinta y profesional, para que al final resulte que no le funcionaba la electrónica. Le daba a un botón y se encendía otra cosa. He estado llevando y trayendo la máquina a la tienda un montón de veces, la dueña tampoco sabía ya qué hacer, así que había que tomar una decisión drástica, y la he tomado.

Una buena marca reconocida, y la máquina que desde el principio me había enamorado. Que a fin de cuentas se supone que una máquina de coser debe durarte casi toda la vida, no es como un ordenador, que se quedan obsoletos enseguida. Una marca de reconocido prestigio, y que es difícil que de problemas.

¡Estoy emocionada! Ya puedo aprender a hacer acolchado libre!!

Claro que ayer se me fue la tarde en estudiar el libro, aprender a cambiar la canilla, a poner los hilos, a manejar botones, poner y quitar la aguja, colocar los trastos en el armarito que trae, preparar la bolsa y poco más. Menudo tocho de instrucciones que trae la maquinita. Voy a tener que estudiar a fondo para enterarme de todo.

Ahora toca practicar y aprender...

Unas pocas nuevas florecitas. Me he aficcionado a este modelo, es muy versátil y acepta casi de
todo.
La flor naranja tiene un cordón naranja que tenía por casa, a saber de qué, restos, ya sabéis. El botón también es de los de repuesto.


La morada tiene un botón en forma de rosa precioso.

La granate y rosa está adornada con abalorios rositas y un botón grande granate. Además tiene una cinta de rejilla doblada para darle volúmen.

Y la de color chocolate y rojo tiene un botón tipo perlita en el centro que lo hace muy elegante.

Este le hicimos entre mi hermana y yo en Asturias. Recortamos un ramo de flores de una tela, lo pegamos al fieltro granate, le cosimos alrededor un encaje pequeñito y perfilamos las flores y las hojas con abalorios. Todo ello está pegado a un óvalo algo más grande en rosa de fondo. Es el que más tiempo nos ha llevado, porque colocar todos los abalorios y de diferentes colores ha llevado su tiempo, pero ha quedado muy vintage.

lunes, 5 de mayo de 2008

Un florido jardín

Esta temporada se llevan las flores de fieltro, y me hermana se decidió a hacer unas cuantas:

Preciosas ¿verdad? Este puente, en Asturias, entre las dos decidimos darle un poco más de volúmen a tanto colorido, y este fue el resultado:
A cual más bonita. Ahora el detalle de cómo están hechas, por si alguien quiere probar. Son fáciles de hacer, y muy vistosas.

Esta flor rosita está basada en una de las de mi hermana, a la que añadimos una cinta de terciopelo fruncida entre las dos capas, y un botón de mariquita rosita. Muy dulce.


Este modelo lo vi en el flickr. Me gustó y con un poco de imaginación, entre mi hermana y yo sacamos el modelo. La tela de colores lleva entretela fuerte, para que le de consistencia.
Una de bichitos. En este caso, lleva en el centro un redondel de fieltro y un botón de mariquita azul.
Esta es de Patch. La flor de fondo lleva pegado al fieltro un montón de minitrocitos de telas de colores. Los pétalos también están hechos con trocitos y en el centro lleva una bolita de madera verde. Muy colorida...

Este es un modelo de nuestra invención. La tela está pegada en fieltro, debajo lleva una cinta fruncida para dar volumen, lleva la misma cinta en el centro. Detrás lleva una flor de fieltro liso.
Otro modelo de la flor de cinco pétalos, esta vez en rojos y marrones. Primero elegimos la tela, luego buscamos dos colores que le vayan bien, y a recortar...
Los colores favoritos de mi hermana, el blanco y el negro, combinado con gris. Quedó una combinación muy elegante.
Esta es muy de St. Patriks Day, ¿verdad?. Primero elegí el trocito de cinta, y luego pensé los colores del fieltro que le combinaran.
Esta es sólo rojo y azún oscuro. Lleva abalorios cosidos alrededor, y una cintra fruncida para dar volúmen. Parece más sencilla que otras, pero luego resulta que es muy ponible, por la combinación de colores.

La primera que hice y la que menos me gusta. Es plana total, los colores son monos, pero está hecha toda en tela, y aunque lleva entretela, se deshilacha un poco.
Otra de esas combinaciones que son muy ponibles, en naranja y azúl, con una cinta de terciopelo entre las capas, y decoración con abalorios.
Misma idea en rojos y azules. En este caso Las dos partes están unidas por un hilo dorado alrededor del círculo central.
Mi favorita. Me encanta la combinación de colores. Es importante conseguir que el dibujo de la tela quede lo más cerca de la parte superior del pétalo posible, para que se vea bien.
Las favoritas de mi hermana, en blanco y negro. Estas están más elaboradas, aunque no lo parezca, porque para darles volúmen los pétalos tienen una costura. Es muy fácil de hacer. Recortas la forma, la doblas por la mitad y coses muy cerca del borde por la parte de detrás. Lo doblas en el otro sentido y lo mismo. Esto cuatro veces, y el círculo tiende a levantarse, así hace forma. Lleva dos con forma y dos planas para compensar.

Otro modelo con cintra intermedia fruncida. Primero se cose la cinta en un círculo, y luego se pasa el hilo para fruncirla. El resultado se cose a la base, y luego se une con la parte de arriba. en este caso están unidas por el pequeño abalorio que hay en el centro de las flores.
Otro modelo, esta vez con una cinta con dibujo, tenía flores. Y esttá sujeto con un corazón monísimo.
Una cinta de terciopelo más grande hace que el modelo cambie totalmente, el protagonismo es para la cinta. La combinación de colores también es muy suave.
Este fue el segundo modelo que probé y que no me gustó. Pero resulta que tengo una camiseta morada a la que se lo puse, y le queda tan bonito... El fondo es de fieltro negro, luego tela con entretela, y dos flores de fieltro de colores que combinan. Todo ello unido por el botón.
Hemos descubierto que es mejor coser que pegar, da más volúmen.
Una combinación muy alegre. Esta vez la cinta fruncida es del mismo fieltro amarillo que los pétalos, y como quedaba muy amarillo, le pusimos unos pétalos en morado. Ha quedado monísima.

Esta se la regalamos a mi abuela, tiene un abrigo con pintitas moradas, y que quedó genial. Tiene una flor de fondo de fieltro, cortada con tijeras de zigzag. Una cinta morada para dar volúmen. Una flor con 8 pétalos, de los cuales cuatro están decorados con abalorios. Todo ello cosido con un pompom. Me compré dos máquinas de pompones, y tengo un montón de un montón de restos de lanas. Poco a poco tengo que ver cómo los utilizo. Concretamente este quedó precioso en esta flor.
Un modelo amarillo, de los que van cosidos. Aquí se ven mejor las costuras para darle volúmen a los pétalos. Es algo muy sencillo y de gran resultado. Esta también tiene dueña. Alguien que viene quejándose que no tiene nada amarillo y que se va a llevar muchísimo este año...
Otro experimento, un clavel. Tiene como 8 capas de flores. Dos de ellas fieltro con telas pegadas, las otras simplemente fieltro rojo. Primero fruncimos la base de las flores para que tuviera volúmen, pero como no fue suficiente, cosí cada pétalo en la posición que la quería una vez hecha la flor, con un abalorio como separación (que no se aprecian en la flor al final). Quedó algo grande, pero muy vistosa.
Lo cierto es que esto de trabajar con fieltro tiene su misterio. Se pueden hacer cosas realmente preciosas. Ahora que ya tenemos un gran jardín de flores, creo que voy a probar a hacer libritos para agujas, que alguien me regaló uno una vez y me parecen muy cómodos...
Siona, tu regalo está en marcha, aunque todavía no enviado...


Pajaritos

Ya he terminado la pareja del pajarito.  El modelo es el mismo, pero ha salido totalmente diferente.  Este está más estilizado, el primer...