lunes, 18 de junio de 2007

Hoy toca hablar de libros



¿Habéis visto qué monada? Ha descubierto que en ese carrito se duerme bien. Ya tiene siete semanitas.

Sigo sin tocar nada las manualidades, pero ahora con excusa. Estoy reorganizando la zona y también la habitación de invitados, así que no tengo donde.

Tampoco he tenido tiempo, he tenido visitas y he hecho visitas, llevo una semana recorriendo los alrededores, y he descubierto lugares preciosos. Los pondré en diferentes posts, a ver si animo a alguna a visitar Burgos y alrededores, que hay muchísimo que ver.

Pero sí que me he dedicado a leer mucho. Y de eso quería hablar hoy.

El último: "Crepúsculo" de Stephenie Meyer. Me lo compré en la Feria del Libro aquí en Burgos, hace un par de semanas. Me habían hablado muy bien de él. Lo empecé ayer. Y lo acabé a las dos de la mañana. Trata el amor de dos adolescentes, una chica y un vampiro. Y engancha, os lo prometo. Una preciosa historia de amor, muy original. Tiene una segunda parte, Luna nueva, pero no me atrevo a empezarlo hasta que tenga tiempo suficiente de acabarlo sin tener que trasnochar.

Antes de ese me acabé "Todo bajo el cielo" de Matilde Asensi. Una chica en la china de principios del siglo XX en busca de un tesoro mítico. La historia es muy típica, pero el desarrollo es original, porque habla mucho sobre la filosofía oriental y las cosas en las que creen. Sólo por eso resulta ya interesante.

También en la feria del libro (los cuatro que llevo hasta ahora son de ahí) me compré el de "Mentiras de la Historia" de Santiago Tarín. El escritor estaba allí, y me lo firmó. Siempre que puedo, me gusta tener libros firmados por sus autores. Está muy bien, y parece muy bien documentado. Habla sobre los grandes mitos que nos hemos creído, como por ejemplo el tema de los indios y los vaqueros en el lejano oeste, o los viajes de Marco Polo.

Además de los datos que aporta, he querido entender una idea de base. Y es que nadie es totalmente malo, ni nadie es totalmente bueno. Todos somos seres humanos y como tales actuamos. Las guerras las escriben los ganadores, y evidentemente estos no van a decir de sí mismos que fueron crueles. Esa imagen la dejarán para el enemigo. Pero ¿y si hubiera ganado el enemigo? Y esto es válido para cualquier lugar del mundo y cualquier época.

Te hace ver tus "verdades de la historia", aquellas cosas que tu crees ciertas, con otra perspectiva.

Además, mi madre se dejó un libro en casa, "La economía de andar por casa", de Tim Harford. Algo de economía entiendo, a fin de cuentas, llevo toda mi vida trabajando alrededor de cuentas contables y balances y empresas, pero este autor, ya en los primeros capítulos te desmonta todo lo que creías saber. Y eso que solamente estoy en los capítulos de cómo se fijan los precios.

Lo que no me gusta demasiado de él, es que como todos americanos aboga demasiado por la economía de mercado absoluta, y eso está muy bien en un país en el que todo aquel que no tiene una dirección no existe, porque no cuentan. Pero en un país solidario como el nuestro, la economía de mercado debe estar algo protegida, para ayudar a los más desfavorecidos, o simplemente a los que pasan un mal momento.

Por lo demás, es un libro que os recomiendo, si tenéis la oportunidad de leerlo. Es fácil de entender, y ayuda a comprender porqué hay que pagar 600 euros por un bolso de CH si el mismo en el mercado negro vale 50, aunque él habla de los cafés del Starbuck.

3 comentarios:

carment dijo...

hola Rida, aunque hayas estado desaparecida veo que no has estado quieta un momento y que sobre todo has estado devorando libros que está muy bien. Yo la lectua la tengo apartada porque tengo la vena manual en este momento, aunque al trabajar en una biblioteca siempre se lee aún sin ganas... un beso y a continuar. Tu gato, una monada

Estrella dijo...

Pues la verdad que has estado aprovechando bien tu tiempo. Además de ser una deboradora de libros . A mi me gustaría coger el habito a la lectura

Sylvie dijo...

Tomo nota de tus recomendaciones para cuando termine lo que tengo pendiente de leer. Gracias.
Sylvie

Cojines Asun y Juanjo

Por fin conseguí terminar los cojines para Asun y Juanjo. Tan sencillo que parecía, unos bordados, un acolchado simple y unos botones para ...