domingo, 29 de octubre de 2006

Lerma y Segovia




¿Habéis visto qué maravillas? Están pintadas a mano, por las monjas dominicas en Lerma. Concretamente se llama Cerámica San Blas MM Dominicas. Lerma en un pueblo precioso, que está muy cerca de Burgos, y que ya había visitado más veces. Pero siempre me sorprende algo nuevo, y esta vez han sido las dominicas.

El vestido-agarrador lo he hecho esta semana. Una monada, y le va muy bien a este juego de té.

Tambien he terminado este servilletero. Tenía hecha la parte blanca desde hace unos años, y faltaba juntarlas. Creo que ha quedado muy elegante.

Siempre he tenido curiosidad por lo del almidonado, y por fin me he decidido a hacer algo para almidonar. Esto es una pamelita de adorno. Creo que falta ponerle una cinta blanca alrededor de adorno, pero mi gran logro ha diso conseguir que quede bien duro con azúcar.

Porque este cestito también lo he endurecido con azúcar, pero no me ha gustado el resultado. Creo que ha sido demasiado azúcar.

Otro intento de la semana. Un broche con una preciosa mariposita. Me ha gustado tanto que creo que voy a hacer alguna más en colores distintos.


Creo que blogger no me deja subir más fotos por hoy, así que mañana os contaré nuestra excursión a Segovia.

martes, 24 de octubre de 2006

Más bolsitas y un broche

Me ha dado a mí con las bolsitas, esta vez tamaño estuches de cole. Me encanta hacerlas, y tengo telas preciosas. Este fin de semana estaba demasiado cansada para hacer ninguna otra cosa que no fuera coser, así que aquí está el resultado:

Esta amarilla es mi favorita. Es como un estuchito. Lo único que cambia con respecto a las demás es que una vez puesta la cremallera, en lugar de ponerla arriba, se pone en el centro y se cosen las costuras laterales. Todas las telas de estas bolsitas están coordinadas y son fuertes, no son de algodón de patchwork sino de tapicería.

Esta amarilla tiene un bolsillito interior y se cierra con velcro. Me gustan más los cierres con velcro, porque da igual lo pequeño que sea lo que metes dentro, que no se pierde. Yo uso unas bolsitas parecidas a estas para viajar con mi bisutería. Incluso si se cae alguna piedrecita, se queda en el fondo, no se pierde. Este bolsito además tiene una florecita hecha a ganchillo y con cinco piedrecitas de abalorios en el centro, que la hace especial.

Esta moradita de rayas está forrada en blanco y tiene dos florecillas preciosas. Fue un experimento que salió perfecto. De un trocito de tela alargado corté con la tijera de piquitos dos tiras. Pasé un hilo por la parte lisa y tiré de él para fruncir la tela, y con ese mismo hilo fui cosiendo el resultado en redondo. Resultado: dos preciosas florecillas.

Este en azul bebé es un poco más alargado que los demás, porque con esto de los nuevos lapiceros especiales y todo eso, pues a veces hacen falta unos estuches un poquito más largos. Además lleva un precioso bolsillito interior, con la misma tela que el exterior, por si queremos llevar separado el boli y el lápiz diario del resto de los rotuladores.

He hecho otra igual en tonos morados, pero blogger ya no me deja subir más fotos hoy. Para otro día.

Y otros dos que he regalado/vendido (uno regalado y otro vendido). Uno de ellos con unas gomitas en el interior para sujetar las cositas pequeñas, tipo neceser, y el otro con una cremallera y unas florecitas fuera.

Todo lo que os he puesto aquí se lo enviaré esta tarde a Siona, para que lo ponga en su página, así que si alguien tiene interés, puede adquirirlos allí.

Sí que tenía puesta la foto de este broche de ganchillo con abalorios. No recuerdo de dónde saqué el patrón, aunque la lana que utilizaban era totalmente distinta, y algo debí hacer mal, porque el aspecto del otro broche era tipo clavel, y este no se parece en nada a un clavel. Pero le he puesto abalorios alrededor de la flor pequeña y un botón del mismo tono en el centro y me encanta el resultado.

Si es que no hay nada como la experimentación.

También he tenido tiempo de meter en azúcar las cosillas que tengo hechas de ganchillo, estoy acabando un agarrador para la cocina en forma de vestidito y además sigo con mi colcha de patchwork.

Menos mal que tengo estas distracciones, que las obligaciones de la ofi están siendo duras estas últimas dos semanas.

jueves, 19 de octubre de 2006

Ventas de Crafts

Esto es lo que de momeno le he enviado a Siona para su mercadillo:

Cuatro bolsitas de diferentes colores cerradas con velcro, y con un tamaño adecuado para lapiceros, agujas de ganchillo, colores o para usar de neceser en el bolso. Yo los tengo de diferentes tamaños, para la cámara de fotos, para el carnet de identidad, y para las medicinas que llevo en el bolso. Además tengo otro por ejemplo con las agujas de ganchillo. Me resultan muy útiles, y espero que a quien las adquiera, también.


Y este precioso broche, que aunque aquí se ve fatal, me ha quedado precioso. Estoy muy orgullosa de él. creo que haré más, puesto que tengo una revista con más modelos.

Y esta jabonera es una de las cosas que estoy preparando para la próxim semana. Es para jabones o pétalos de olores en forma redonda. He de decir que los hilos estos que van cambiando de color dentro de la misma gama dan un resultado genial.


Y me voy, que tengo un jueves y un viernes complicado en el trabajo. Ya os contaré.

lunes, 16 de octubre de 2006

Esta soy yo en Zaragoza, plaza del Pilar.


Y esta es la virgen del Pilar con todas sus flores, preparada para pasar la noche.

Ha sido un fin de semana largo muy divertido.

Hemos estado viendo potpurri de Zarzuelas en el Auditorio de Zaragoza. De verdad, escuchar ese coro impresiona. Y que la Soprano consiga que ella se la oiga todavía más, es incluso más impresionante. No es que la Zarzuela me emocione, pero he de decir que me ha gustado mucho ir. Es un nueva experiencia, y merece la pena probar.

Y para que fuera variado, el día anterior estuvimos en un concierto de DJs en el Paseo de Independencia. También muy interesante.

Algo que me gustó: la formalidad de la gente. Familias completas paseando y escuchando música variada (porque claro, también están los típicos grupos suramericanos que se ponen en los soportales). Grupos de jóvenes formales bailando con espasmos (esto lo dijo un amigo alemán que estaba con nosotros). Nada de borrachos haciendo el tonto, jóvenes tirando cachis a los asistentes ni nada parecido. Todo de lo más civilizado.

Algo que me sorprendió: Ni una sola barra móvil o portátil en todo el paseo de Independencia, y no es que hubiera demasiados sitios donde tomar algo. Un montón de actividades gratuitas. Ni un mercadillo organizado (había unos pocos stands de bisutería), ni casetas en las que tomar pinchos. Básicamente: ni un sitio donde gastar dinero a lo tonto.

Si algún día vais a la bajada del Sella, a Ribadesella, veréis que es un gasto contínuo. Hay mercadillo todo el día, los bares se colocan fuera, hay montones de barras donde tomar bocadillos o tentempies, o stands de frutos secos y chuches y pasas el día gastando dinero.

Lo que sí había, un montón de actividades religioso festivas - la ofrenda de flores, la ofrenda de frutas y verduras, misas varias, el rosario de cristal y seguro que otro montón que me dejo en el tintero.

Resumiendo, una fiesta seria, dedicada a la Virgen y sus adeptos.

En el mundo en el que vivimos, me ha sorprendido gratamente este tratamiento de una fiesta.

Bueno, vamos a lo que nos interesa. He estado en una tienda de manualidades/costura que hay en el Coso. Es genial Tiene de todo. Me he comprado otras dos maquinitas para hacer cintas al bies, de diferentes tamaños. Y tenían incluso hilos para macramé, de todos los colores. Y todos los accesorios para el patchwork, incluso cintas termoadhesivas, y unos tubitos geniales con fat quarters de diferentes tipos de telas. No me he podido resistir y he comprado cinco tubitos.

Sé que a las que viven en grandes ciudades eso no les parecerá especial, pero yo aquí, en mi burguitos querido, no tengo nada parecido. Llegan pocas cosas y no puedes entrar en una tienda y mirar. Tienes que pedir lo que quieres, lo que significa que tienes que conocerlo antes.

Me he gastado una fortuna y me he quedado con ganas de cosas. Como vuelvo en Navidad, pues pienso hacer una lista con lo que quiero y dedicarme una mañana entera a revolver por allí. ¡Qué maravilla!

Bueno, tengo hechas unas cuantas cosillas para el mercadillo de Siona, pero ahora no me deja subir más imágenes. Mañana más.

sábado, 7 de octubre de 2006

Más bolsos y otro collar

Esta semana ha sido productiva en lo que a manualidades se refiere. Tengo un tremendo catarrazo y he pasado mucho tiempo en casa sin salir. Ni curso de costura ni nada. Bueno, me ha dado tiempo a hacer pruebas con las telas que compré en Quilthome y otras que acababan de llegar a la tienda de telas que tengo al lado de casa. Creo que el resultado ha merecido la pena. Dos bolsos y un collar nuevo.

Este bolsito azul tiene un bolsito dentro y lo he rematado con un hilo de tonos ocres y amarillos como la tela de abajo. Ha quedado muy original. Es algo más pequeño que los anteriores, pero tiene un tamaño adecuado para la calle.



Este bolso me ha sorprendido mucho. Me parece tan bonito que voy a hacer unos cuantos más parecidos. La tela de las caras es lo último que llegó a la tienda, la verde tiene un tono precioso. Y ha quedado de un estilo pop genial.


Y este es el collar. Bien grande, como los que se llevan este año. Ahora solo tengo que encontrar algo con qué combinarlo.

A ver si se me cura este catarro y vuelvo a mi vida habitual...



martes, 3 de octubre de 2006

Un precioso ramo de rosas

Este ramo de rosas me tiene loquita. No me importaría recibir muchos, muchos, muchos. Y no soy nada alérgica.

Bueno, vale, también es ideal para los que quieren hacer un regalo de boda original sin caer en las soeces que caen algunos.

En una de las últimas bodas que estuve un grupo de amigos les regaló el dinero dentro de una rueda de coche envuelto con espuma de la que se usa en la construcción para sujetar puertas y ventanas. Si manchas algo con eso no sale jamás ni con nada. Lo sé por experiencia propia.

Seguro que todas conoceis historias de cómo se le entrega el dinero a algunas parejas de novios de las formas más originales y horrorosas posibles. ¿Es que los invitados piensan que los novios se van a aburrir en su viaje de novios y tienen que hacerles sacar las monedas una a una de un mazacote de hormigón? - verídico, lo he visto.

Lo dicho, muy mal gusto.

El domingo llegué demasiado cansada de Madrid para ponerme a coser. Pero había visto un montón de preciosos collares y pendientes en el blog de Marisa. Recomendable echarle un vistazo. Menuda imaginación y buen gusto, y vaya manos.

Total, que decidí intentar cubrir las bolas de un collar de bolas de plástico que compré en un mercadillo a 1 euro. Por cierto, de unos colores espantosos, pero con diferentes tamaños, ideales para probar esto del ganchillo.

Y fueron saliendo cosas.

Lo cierto es que la lana que he utilizado es preciosa. Tiene hilos dorados, plateado y blancos y le da un aspecto rústico brillante precioso.

Las bolas con las instrucciones de Marisa fueron fáciles de hacer.

Las ruedas las he hecho con esas ruedas de goma que ponen en las tarrinas de CDs y DVDs. Y forradas a ganchillo, con punto bajo normal

Las cuentas de madera son de unos paquetes que tenían de oferta en Continente. En cuanto veo alguna de esas ofertas aprovecho. Para algo servirán.

Despues de varias pruebas, poner y quitar cosas de aquí y de allá, finalmente me gustó esta disposición. Tiene incluso los pendientes a juego, que como no pesan nada, han podido ser grandes.

Me ha gustado esto de hacer collares de ganchillo. Creo que probaré más modelos.



lunes, 2 de octubre de 2006

Hoy no me puedo levantar!

Eso es lo que decía yo esta mañana...

Despues de dos años, por fin conseguimos cuadrar fechas para ir a ver el espectáculo de Nacho Cano el sábado a Madrid. ¡Impresionante! Se parece más a una obra de teatro que a un concierto y está muy logrado, tanto la adaptación de las canciones como el argumento. ¡Precioso! Lo recomiendo a cualquiera que conozca una sola canción de Mecano.

Madrid tan cansado como siempre. ¿Donde están los taxis cuando se les necesita? A las tres de la mañana (sí, el espectáculo duró desde las diez y media hasta las tres de la mañana, y sin embargo pasó en un suspiro) no hay ni taxis, ni metro, ni líneas normales de autobuses. ¿A qué hora llegamos al hotel? Casi a las cuatro y media. Hora y media de caminatas, preguntas, líneas nocturnas, gente muy amable indicándonos direcciones y algo de sentido común. Menos mal que hacía una noche preciosa para caminar.

Y el hotel había que dejarlo antes de las doce. ¿Cuántas horas dormimos? Pues también un suspiro. Así estoy hoy de cansada.

No creais que eso ha disminuido mis ganas de hacer cosas nuevas. El viernes me dio tiempo a hacer este precioso bolso, con la tela roja que me quedó del anterior. La delantera y la trasera son diferentes, aunque coordinadas:



Y tiene la formita un poco alargada que tanto se lleva este año.


Y como siempre, bolsillito en el interior:


Una preciosidad ese rojo de la tela. Me gustó muchísimo. Tengo un trocito en verde, del mismo estilo e intensidad. Creo que le voy a buscar una tela que le vaya bien para hacer otro bolsito.

Aún no sé qué voy a hacer con tanto bolso, si en realidad yo de cara al invierno uso siempre el mismo. Elijo uno para la temporada y ya está. Es que si ando cambiando de bolso, al final se me pierden las cosas. ¿No os pasa a veces?

Tal vez los venda. ¿Creeis que tendrán salida?

Bandeja de lavanda y una Destilería.

No me digáis que esta bandeja no es una auténtica maravilla.  Hice una similar hace tiempo y tenía todavía una mitad de la tortilla.   Es u...