viernes, 23 de agosto de 2019

Blanco y negro

Estoy empezando a pensar que todos vemos solamente en blanco y negro.  O es blanco, o es negro.  O eres facha, o eres comunista.  O estás conmigo o contra mí.  ¿Hemos olvidado que el mundo es un lugar de muchos colores y muchos tonos de grises?


Todo esto viene por el tema del Open Arms.  Veo muchas posturas extremas.  España (o el Gobierno o los poderes fácticos o nombres propios, da igual)  es despiadada porque no ayuda.  España (o quien corresponda) no hace más que gastar en inmigrantes y qué pasa con la seguridad social, educación, carreteras o lo que sea.


O defiendes una postura o defiendes la otra.  No se aceptan otras posturas.  O a favor de aceptar a todos los refugiados, inmigrantes y demás y darles de todo, o a favor de no aceptarlos y dejarlos que se ahoguen en el mar.


Digo yo, no hay posturas intermedias?  No sé, son seres humanos, no se les puede dejar morir en el agua porque huyan de una guerra o de situaciones igualmente extremas.  Tampoco puede ser acogerlos en España y darles de todo, pisos, seguridad social, educación etc, sin que hayan aportado nada para conseguirlo.  Nuestro sistema social se basa precisamente en que todo el mundo debe aportar en su medida para que todos consigamos ciertos servicios.  Si hay más receptores que gente que aporta, el sistema no funciona.


¿Porqué no buscar soluciones intermedias?  Quizás acoger, darles formación para que se puedan integrar en nuestra sociedad como personas que aportan, en lugar de encerrarlos en guetos?  Enseñarles a ser autosuficientes en nuestro país, en lugar de ponerles abogados que les buscan todas las triquiñuelas para conseguir cosas sin necesidad de aportar?


España es un gran país, donde todo el mundo puede encontrar su lugar.  Creo que somos mucho menos racistas de lo que pensamos.  Veo muchos extranjeros perfectamente adaptados a nuestro vecindario, que trabajan como cualquier otro, toman cáfé en las terrazas y pasean con sus familias en los parques.  Y a todo el mundo le parece normal.  Porque es normal.


Cuando no nos gusta?  Cuando hay guetos, cuando ves gente que viene a aprovecharse de nuestro sistema de seguridad social sin trabajar aquí o trabajando lo justo para cumplir y conseguir las ventajas.  Ahí es cuando se enciende nuestra vena radical y ya empezamos a globalizar.  "Todos los inmigrantes son..."

Pero luego preguntas, "oye, y Hassan, tu vecino?"  "Ah, no, ese es diferente.  Ese trabaja y es muy formal."  Así que no, no somos racistas. Y tampoco debemos generalizar para adoptar una postura radical.  Creo que deberíamos más bien buscar entre todos soluciones adecuadas para integrar a todas las personas que quieran vivir entre nosotros.

Vamos a algo más divertido.  Tengo más mochilas hechas.  Esta con tela tipo tribal es preciosa, tiene unos colores intensos que la hacen perfecta para verano.
Esta en rojos y verdes parece más sosa que las demás, pero resulta que es la más práctica.  Pega con casi todo, y tiene un tamaño ideal.  Es la que más uso.
 
Aún me quedan unas cuantas por enseñar, y aún más por hacer.  Ya les he pillado el truco, ya sé que son muy prácticas para salir a andar y me sacan de muchos apuros.  Y he comprado nuevas telas chulísimas.
Así que este otoño habrá nueva hornada.

jueves, 22 de agosto de 2019

Acolchando

Siempre hay más energía a la vuelta de vacaciones, y hay que aprovecharla.  He empezado a acolchar de nuevo esta colcha.  Que por cierto me ha salido inmensa, also así como 260 por 300.  Quiero sacar una colcha para cama de matrimonio y los dos cojines a juego.


Cada mañana un ratito y sí que se avanza.  Ya debo llevar más de la mitad.  El caso es que se rompen muchísimas agujas, y tengo que averiguar qué es lo que estoy haciendo mal.  Intento ir muy despacio, pero aún así, llevo ya gastadas 8 o 9 agujas.  Y eso que uso del 80, porque las de 70 apenas puestas se rompen.

Con un poco de suerte, antes de que acabe Agosto la tengo acolchada entera.

martes, 20 de agosto de 2019

Reforma de salón

Las vacaciones no sólo son para descansar, también para hacer obras.  Este año le ha tocado hacer un lavado de cara al salón de la casa de Asturias.

Comenzamos en semana santa y nos ha costado cuatro meses acabarlo todo. 
Primero hubo que quitar el plástico que recubría las paredes, quitar la masa que recubría las piedras y arreglar la piedra en dos de las paredes.  La separación con la casa de al lado tenía dos paredes.  Decidimos quitar la interior y poner un pladur aislante, que ocupa menos y es más higiénico.
Enlucimos el techo, cambiamos el parquet, pintamos en blanco con todas las capas de protectores y pinturas que toca, cambiamos la lámpara y hemos encontrado un precioso sofá justo a medida.  Cubre todo el salón, que es lo que necesitamos aquí.
Os dejo unas cuantas fotos para que veais el resultado final:














Ha habido de todo.  Discusiones, depresiones, malas caras, cansancio, hartura y más.  Pero al final, viendo el resultado, lo bonito y luminoso que ha quedado, lo cómodo que es ahora, que ya no se huele la humedad que se había instalado en las paredes, y que no se caen a trozos, todo queda en el olvido.
Ha merecido la pena.


lunes, 19 de agosto de 2019

Vacaciones y Ositos navideños

Las vacaciones como siempre son geniales.  Asturias es el Paraíso.  Todavía.  Porque nos lo están invadiendo.  Parece que está e moda, lo que tiene sus ventajas y sus desventajas.

Ventajas, que todo está impecable.  Todo el mundo se preocupa de tener las casas limpias y pintadas, los campos segados y limpios y hasta las vacas están duchadas.  Y las playas tienen socorristas y parkings adecuados.

Desventajas.  Todo está masificado.  Ir a comprar es un suplicio, aparcar otro, el tráfico horrible.  Y lo peor de todo, la suciedad en los caminos y los laterales.  La gente tira a los arcenes todo tipo de botellas y basura. Y no son los locales, que si lo fueran, esto pasaría todo el año.

Digo yo, si vas a disfrutar del campo y la naturaleza, lo mínimo que puedes hacer es intentar mantenerlo lo más limpio que puedas, ¿no?







Vistas de paseos, playas, animales, naturaleza.  Es una pequeñita parte de las maravillas asturianas.  No me canso de ir, visitar, pasear, ver, descubrir, cada vez que voy.



Acabadas las vacaciones toca pensar en Navidad.  Bueno, en realidad, nos ofrecen Lotería de Navidad en pleno Julio allá donde vayas. 

Tiene gracia cómo cada vez hay menos tiempo entre un evento y otro.  Acabas Navidad y comienzan a machacar con el día del Padre o el de los enamorados, acabas con eso, y llega Semana Santa.  Ni tiempo de recuperarte de un evento, y ya estás en el siguiente.





jueves, 25 de julio de 2019

Fiesta en Camango

¿Qué es una fiesta de campo sin parrilla?  La sidra es importante, pero las costillas, y sobre todo el criollo, son imprescindibles.
Camango es un pueblo cerca de Ribadesella.  Chiquitín, pero tiene bastantes empresitas y naves.  Está a dos kilómetros de nuestra casa, y nunca habíamos entrado en el pueblo.  Una verbena es una buena ocasión.
Por supuesto después hubo que bajar la cena con bailes de todo tipo, incluso regionales.  Fue muy bonito ver a toda la gente cogida de la mano al son de la música.
Heladito de postre para refrescarnos depués de tanto baile.  El pobre hombre de los helados le vemos en todas las playas a las que vamos y también en todas las fiestas.  ¿Cuando duerme? 



miércoles, 26 de junio de 2019

Un paseo por la playa de Burgos

Sí, tenemos playa en Burgos.  En el río Arlanzón.  La podéis ver ahí al fondo.  Es un paseo precioso.  Se atraviesan unos puentes por debajo.

 
Y luego se llega a una zona donde el río es más ancho.  Nos hizo un día precioso, por eso salieron unas fotos geniales.
 
Había muchísimos patitos.  Supergraciosos comiendo.

 Fue muy divertido.  Porque primero estuvimos en la orilla donde estaban todos los patos y patitos comiendo y comando el sol.
 
 
 
Pero después de una buena caminata, volvimos por el otro lado.  Y justo frente a la playa, en la otra orilla, había un montón de pan en el agua.  Alguien lo había echado allí.

Nos paramos a mirarlo, y aunque no hicimos ningún movimiento extraño, de repente todos los patos vinieron a nuestro lado.  Cada vez más deprisa.  Y eran unos cuantos.  Entonces descubrieron el pan, y empezaron los movimientos,  persecuciones, peleas y vuelos para llegar antes. 
 
 
 
Estuvimos un buen rato observándolos.  Estaban muy divertidos, la verdad.  Un primer día de sol bien aprovechado.

martes, 30 de abril de 2019

Bolsa de la compra con tela de paraguas

Tenía que probar.  Lo sé, no me sé estar quieta.  Veo algo, y quiero intentarlo.


Hace algún tiempo nos dieron una bolsa de las que se recogen en una esquinita con una tela impermeable tipo paraguar.  Es de propaganda, pero mi marido la lleva siempre en su bolso.


Y lo que tiene organizar tus existencias es que de repente te encuentras con que has guardado diferentes telas de paraguas precisamente para hacer bolsitas.


Así que manos a la obra.  Y este es el resultado:



Paraguas negro, trocito de tela impermeable que no sé cómo ha llegado a mis manos en rosa.  Con alguna adaptación y cosiendo y descosiendo, por supuesto, conseguí mi primera muestra. 

Ahora me falta la cuerda y el chismito para cerrar la cuerda.  Creo que tenía alguno por casa...voy a tener que seguir sacando cajas de mis estanterías de manualidades y llevarlas al salón para ordenarlo todo...

Todo sea que al final mi marido me eche de casa junto con todo mi material...Jajajajaja.

lunes, 22 de abril de 2019

Mochilas especiales

Pues sí, estas dos mochilas son especiales para mí.  Son de dos camisetas que me quedaban pequeñas, pero siempre me gustaron muchísimo, así que llevaban ya unos años guardadas.


Ahora que estoy aprendiendo a hacer mochilas, decidí ponerme manos a la obra.


Empecé por la verde, y encontré una tela por casa alegre de rayas.  La usé tanto para la base como para el forro, y de verdad que ha quedado ideal.




Además, la cuerda que he usado es gruesa, así que aunque lleve algo de peso, no va a hacer daño.  Y también tiene un asa para poder colgarla de algún gancho.



Y aunque esta sea totalmente ideal, la siguiente es mi favorita de todos los tiempos.


 
Encontré una camisa que tenía para desmontar casi igual que la chaqueta de la chica, y la he usado para todos los complementos y el forro.  Me falta todavía la cuerda, a ver si encuentro algo.  Pero la mochila en sí es absolutamente perfecta.  Y muy cómoda.


Mi curva de aprendizaje va muy bien.

martes, 16 de abril de 2019

Mochilas en serie

Una vez que he aprendido a hacer mochilas, ya es cuestión de hacerlas en serie.  Tengo muchas telas preciosas de tapicería, sólo tengo que usarlas y a veces, combinarlas.


Comencé por esta combinación de telas absolutamente divinas.  Que por cierto, además voy a hacerme un cesto con esta combinación.
Por dentro lleva una tela impermeable muy bonita.  En realidad también se la hice para el almuerzo de mi marido, pero de momento, no hay quien le quite la de Desigual.


En esta ocasión podéis ver que doblé la tela exterior para pasar la cinta, y le hice un par de ojales para sacarla por los laterales.  Fue un experimento, quedó muy bien, pero no me ha gustado demasiado. 



Van otras tres seguidas, con telas que tenía por casa:
Estos Dálmatas son un amor.


Si os fijáis, tanto la de los trenes como la de los perritos tienen un asa para ser colgadas.  Vamos introduciendo poco a poco mejoras.


jueves, 11 de abril de 2019

Hotel O´Pazo en Vigo

Hace un par de fines de semana tuvimos que viajar a Vigo por una cuestión de trabajo, y ya allí, aprovechamos para quedarnos el fin de semana.


Justo pillamos en fin de semana de la Reconquista.  Y fue muy divertido.  Vale, lo único que vimos de Vigo fue el centro lleno de gente y la playa.  Y aprovechamos para andar mucho.


Nos alojamos en un Hotelito que se llama Hotel O´Pazo.  Debió de ser una especie de palacete, porque tiene ese aspecto.  Absolutamente precioso para pasar ahí un fin de semana.  En el enlace podéis ver fotos del exterior y de las habitaciones.  Es genial.  Eso sí, no nos olvidemos que es un hotel con una estrella.  No pidamos baños inmensos o desayunos continentales con de todo.

Fijaros en las mesillas de noche que teníamos en nuestra habitación, me parecieron muy originales:



Es un hotelito muy romántico, a unos 5 km del centro y otros tantos de la playa.  Eso nos dio cancha para bajar andando el viernes al centro, y el sábado a la playa.  Ya de la playa al centro fuimos en bus, que para no estar entrenados, era mucho recorrido.

Nos hizo un fin de semana precioso.  Incluso pudimos pasear por la playa con los pies en el agua.  A finales de Marzo! 


Fijaros cómo estaba el centro.  Lleno de gente, y a pesar de eso podías perfectamente acercarte a los stands.  Probamos el choripan, la empanada de choco (qué buena), la tarta de queso con arándanos, y menos mal que también había un stand con vasos de fruta.
 

Mirád que mesita tan romántica para desayunar en el hotelito. Al lado de la ventana.  Me encantaron esas sillas azules.









viernes, 23 de agosto de 2019

Blanco y negro

Estoy empezando a pensar que todos vemos solamente en blanco y negro.  O es blanco, o es negro.  O eres facha, o eres comunista.  O estás conmigo o contra mí.  ¿Hemos olvidado que el mundo es un lugar de muchos colores y muchos tonos de grises?


Todo esto viene por el tema del Open Arms.  Veo muchas posturas extremas.  España (o el Gobierno o los poderes fácticos o nombres propios, da igual)  es despiadada porque no ayuda.  España (o quien corresponda) no hace más que gastar en inmigrantes y qué pasa con la seguridad social, educación, carreteras o lo que sea.


O defiendes una postura o defiendes la otra.  No se aceptan otras posturas.  O a favor de aceptar a todos los refugiados, inmigrantes y demás y darles de todo, o a favor de no aceptarlos y dejarlos que se ahoguen en el mar.


Digo yo, no hay posturas intermedias?  No sé, son seres humanos, no se les puede dejar morir en el agua porque huyan de una guerra o de situaciones igualmente extremas.  Tampoco puede ser acogerlos en España y darles de todo, pisos, seguridad social, educación etc, sin que hayan aportado nada para conseguirlo.  Nuestro sistema social se basa precisamente en que todo el mundo debe aportar en su medida para que todos consigamos ciertos servicios.  Si hay más receptores que gente que aporta, el sistema no funciona.


¿Porqué no buscar soluciones intermedias?  Quizás acoger, darles formación para que se puedan integrar en nuestra sociedad como personas que aportan, en lugar de encerrarlos en guetos?  Enseñarles a ser autosuficientes en nuestro país, en lugar de ponerles abogados que les buscan todas las triquiñuelas para conseguir cosas sin necesidad de aportar?


España es un gran país, donde todo el mundo puede encontrar su lugar.  Creo que somos mucho menos racistas de lo que pensamos.  Veo muchos extranjeros perfectamente adaptados a nuestro vecindario, que trabajan como cualquier otro, toman cáfé en las terrazas y pasean con sus familias en los parques.  Y a todo el mundo le parece normal.  Porque es normal.


Cuando no nos gusta?  Cuando hay guetos, cuando ves gente que viene a aprovecharse de nuestro sistema de seguridad social sin trabajar aquí o trabajando lo justo para cumplir y conseguir las ventajas.  Ahí es cuando se enciende nuestra vena radical y ya empezamos a globalizar.  "Todos los inmigrantes son..."

Pero luego preguntas, "oye, y Hassan, tu vecino?"  "Ah, no, ese es diferente.  Ese trabaja y es muy formal."  Así que no, no somos racistas. Y tampoco debemos generalizar para adoptar una postura radical.  Creo que deberíamos más bien buscar entre todos soluciones adecuadas para integrar a todas las personas que quieran vivir entre nosotros.

Vamos a algo más divertido.  Tengo más mochilas hechas.  Esta con tela tipo tribal es preciosa, tiene unos colores intensos que la hacen perfecta para verano.
Esta en rojos y verdes parece más sosa que las demás, pero resulta que es la más práctica.  Pega con casi todo, y tiene un tamaño ideal.  Es la que más uso.
 
Aún me quedan unas cuantas por enseñar, y aún más por hacer.  Ya les he pillado el truco, ya sé que son muy prácticas para salir a andar y me sacan de muchos apuros.  Y he comprado nuevas telas chulísimas.
Así que este otoño habrá nueva hornada.

jueves, 22 de agosto de 2019

Acolchando

Siempre hay más energía a la vuelta de vacaciones, y hay que aprovecharla.  He empezado a acolchar de nuevo esta colcha.  Que por cierto me ha salido inmensa, also así como 260 por 300.  Quiero sacar una colcha para cama de matrimonio y los dos cojines a juego.


Cada mañana un ratito y sí que se avanza.  Ya debo llevar más de la mitad.  El caso es que se rompen muchísimas agujas, y tengo que averiguar qué es lo que estoy haciendo mal.  Intento ir muy despacio, pero aún así, llevo ya gastadas 8 o 9 agujas.  Y eso que uso del 80, porque las de 70 apenas puestas se rompen.

Con un poco de suerte, antes de que acabe Agosto la tengo acolchada entera.

martes, 20 de agosto de 2019

Reforma de salón

Las vacaciones no sólo son para descansar, también para hacer obras.  Este año le ha tocado hacer un lavado de cara al salón de la casa de Asturias.

Comenzamos en semana santa y nos ha costado cuatro meses acabarlo todo. 
Primero hubo que quitar el plástico que recubría las paredes, quitar la masa que recubría las piedras y arreglar la piedra en dos de las paredes.  La separación con la casa de al lado tenía dos paredes.  Decidimos quitar la interior y poner un pladur aislante, que ocupa menos y es más higiénico.
Enlucimos el techo, cambiamos el parquet, pintamos en blanco con todas las capas de protectores y pinturas que toca, cambiamos la lámpara y hemos encontrado un precioso sofá justo a medida.  Cubre todo el salón, que es lo que necesitamos aquí.
Os dejo unas cuantas fotos para que veais el resultado final:














Ha habido de todo.  Discusiones, depresiones, malas caras, cansancio, hartura y más.  Pero al final, viendo el resultado, lo bonito y luminoso que ha quedado, lo cómodo que es ahora, que ya no se huele la humedad que se había instalado en las paredes, y que no se caen a trozos, todo queda en el olvido.
Ha merecido la pena.


lunes, 19 de agosto de 2019

Vacaciones y Ositos navideños

Las vacaciones como siempre son geniales.  Asturias es el Paraíso.  Todavía.  Porque nos lo están invadiendo.  Parece que está e moda, lo que tiene sus ventajas y sus desventajas.

Ventajas, que todo está impecable.  Todo el mundo se preocupa de tener las casas limpias y pintadas, los campos segados y limpios y hasta las vacas están duchadas.  Y las playas tienen socorristas y parkings adecuados.

Desventajas.  Todo está masificado.  Ir a comprar es un suplicio, aparcar otro, el tráfico horrible.  Y lo peor de todo, la suciedad en los caminos y los laterales.  La gente tira a los arcenes todo tipo de botellas y basura. Y no son los locales, que si lo fueran, esto pasaría todo el año.

Digo yo, si vas a disfrutar del campo y la naturaleza, lo mínimo que puedes hacer es intentar mantenerlo lo más limpio que puedas, ¿no?







Vistas de paseos, playas, animales, naturaleza.  Es una pequeñita parte de las maravillas asturianas.  No me canso de ir, visitar, pasear, ver, descubrir, cada vez que voy.



Acabadas las vacaciones toca pensar en Navidad.  Bueno, en realidad, nos ofrecen Lotería de Navidad en pleno Julio allá donde vayas. 

Tiene gracia cómo cada vez hay menos tiempo entre un evento y otro.  Acabas Navidad y comienzan a machacar con el día del Padre o el de los enamorados, acabas con eso, y llega Semana Santa.  Ni tiempo de recuperarte de un evento, y ya estás en el siguiente.





jueves, 25 de julio de 2019

Fiesta en Camango

¿Qué es una fiesta de campo sin parrilla?  La sidra es importante, pero las costillas, y sobre todo el criollo, son imprescindibles.
Camango es un pueblo cerca de Ribadesella.  Chiquitín, pero tiene bastantes empresitas y naves.  Está a dos kilómetros de nuestra casa, y nunca habíamos entrado en el pueblo.  Una verbena es una buena ocasión.
Por supuesto después hubo que bajar la cena con bailes de todo tipo, incluso regionales.  Fue muy bonito ver a toda la gente cogida de la mano al son de la música.
Heladito de postre para refrescarnos depués de tanto baile.  El pobre hombre de los helados le vemos en todas las playas a las que vamos y también en todas las fiestas.  ¿Cuando duerme? 



miércoles, 26 de junio de 2019

Un paseo por la playa de Burgos

Sí, tenemos playa en Burgos.  En el río Arlanzón.  La podéis ver ahí al fondo.  Es un paseo precioso.  Se atraviesan unos puentes por debajo.

 
Y luego se llega a una zona donde el río es más ancho.  Nos hizo un día precioso, por eso salieron unas fotos geniales.
 
Había muchísimos patitos.  Supergraciosos comiendo.

 Fue muy divertido.  Porque primero estuvimos en la orilla donde estaban todos los patos y patitos comiendo y comando el sol.
 
 
 
Pero después de una buena caminata, volvimos por el otro lado.  Y justo frente a la playa, en la otra orilla, había un montón de pan en el agua.  Alguien lo había echado allí.

Nos paramos a mirarlo, y aunque no hicimos ningún movimiento extraño, de repente todos los patos vinieron a nuestro lado.  Cada vez más deprisa.  Y eran unos cuantos.  Entonces descubrieron el pan, y empezaron los movimientos,  persecuciones, peleas y vuelos para llegar antes. 
 
 
 
Estuvimos un buen rato observándolos.  Estaban muy divertidos, la verdad.  Un primer día de sol bien aprovechado.

martes, 30 de abril de 2019

Bolsa de la compra con tela de paraguas

Tenía que probar.  Lo sé, no me sé estar quieta.  Veo algo, y quiero intentarlo.


Hace algún tiempo nos dieron una bolsa de las que se recogen en una esquinita con una tela impermeable tipo paraguar.  Es de propaganda, pero mi marido la lleva siempre en su bolso.


Y lo que tiene organizar tus existencias es que de repente te encuentras con que has guardado diferentes telas de paraguas precisamente para hacer bolsitas.


Así que manos a la obra.  Y este es el resultado:



Paraguas negro, trocito de tela impermeable que no sé cómo ha llegado a mis manos en rosa.  Con alguna adaptación y cosiendo y descosiendo, por supuesto, conseguí mi primera muestra. 

Ahora me falta la cuerda y el chismito para cerrar la cuerda.  Creo que tenía alguno por casa...voy a tener que seguir sacando cajas de mis estanterías de manualidades y llevarlas al salón para ordenarlo todo...

Todo sea que al final mi marido me eche de casa junto con todo mi material...Jajajajaja.

lunes, 22 de abril de 2019

Mochilas especiales

Pues sí, estas dos mochilas son especiales para mí.  Son de dos camisetas que me quedaban pequeñas, pero siempre me gustaron muchísimo, así que llevaban ya unos años guardadas.


Ahora que estoy aprendiendo a hacer mochilas, decidí ponerme manos a la obra.


Empecé por la verde, y encontré una tela por casa alegre de rayas.  La usé tanto para la base como para el forro, y de verdad que ha quedado ideal.




Además, la cuerda que he usado es gruesa, así que aunque lleve algo de peso, no va a hacer daño.  Y también tiene un asa para poder colgarla de algún gancho.



Y aunque esta sea totalmente ideal, la siguiente es mi favorita de todos los tiempos.


 
Encontré una camisa que tenía para desmontar casi igual que la chaqueta de la chica, y la he usado para todos los complementos y el forro.  Me falta todavía la cuerda, a ver si encuentro algo.  Pero la mochila en sí es absolutamente perfecta.  Y muy cómoda.


Mi curva de aprendizaje va muy bien.

martes, 16 de abril de 2019

Mochilas en serie

Una vez que he aprendido a hacer mochilas, ya es cuestión de hacerlas en serie.  Tengo muchas telas preciosas de tapicería, sólo tengo que usarlas y a veces, combinarlas.


Comencé por esta combinación de telas absolutamente divinas.  Que por cierto, además voy a hacerme un cesto con esta combinación.
Por dentro lleva una tela impermeable muy bonita.  En realidad también se la hice para el almuerzo de mi marido, pero de momento, no hay quien le quite la de Desigual.


En esta ocasión podéis ver que doblé la tela exterior para pasar la cinta, y le hice un par de ojales para sacarla por los laterales.  Fue un experimento, quedó muy bien, pero no me ha gustado demasiado. 



Van otras tres seguidas, con telas que tenía por casa:
Estos Dálmatas son un amor.


Si os fijáis, tanto la de los trenes como la de los perritos tienen un asa para ser colgadas.  Vamos introduciendo poco a poco mejoras.


jueves, 11 de abril de 2019

Hotel O´Pazo en Vigo

Hace un par de fines de semana tuvimos que viajar a Vigo por una cuestión de trabajo, y ya allí, aprovechamos para quedarnos el fin de semana.


Justo pillamos en fin de semana de la Reconquista.  Y fue muy divertido.  Vale, lo único que vimos de Vigo fue el centro lleno de gente y la playa.  Y aprovechamos para andar mucho.


Nos alojamos en un Hotelito que se llama Hotel O´Pazo.  Debió de ser una especie de palacete, porque tiene ese aspecto.  Absolutamente precioso para pasar ahí un fin de semana.  En el enlace podéis ver fotos del exterior y de las habitaciones.  Es genial.  Eso sí, no nos olvidemos que es un hotel con una estrella.  No pidamos baños inmensos o desayunos continentales con de todo.

Fijaros en las mesillas de noche que teníamos en nuestra habitación, me parecieron muy originales:



Es un hotelito muy romántico, a unos 5 km del centro y otros tantos de la playa.  Eso nos dio cancha para bajar andando el viernes al centro, y el sábado a la playa.  Ya de la playa al centro fuimos en bus, que para no estar entrenados, era mucho recorrido.

Nos hizo un fin de semana precioso.  Incluso pudimos pasear por la playa con los pies en el agua.  A finales de Marzo! 


Fijaros cómo estaba el centro.  Lleno de gente, y a pesar de eso podías perfectamente acercarte a los stands.  Probamos el choripan, la empanada de choco (qué buena), la tarta de queso con arándanos, y menos mal que también había un stand con vasos de fruta.
 

Mirád que mesita tan romántica para desayunar en el hotelito. Al lado de la ventana.  Me encantaron esas sillas azules.