jueves, 11 de enero de 2018

Ley de Murphy


Justo estoy intentando retomar el blog, y mi portátil decide o que no se quiere conectar a la wi-fi o que directamente no se enciende.  Grrrr... Habra que llevarle a la UVI.



Hoy quería enseñaros mis avances con el quilt de colores con fondo gris que voy haciendo con la técnica del disappearing nine patch. En esta entrada podéis leer cómo es la técnica.



Tengo como objetivo hacer al menos uno cada mañana entre semana, que el fin de semana tengo otro proyecto.








Creo que me falta la foto de alguno, estoy de momento con los azules. 


Hay que ser muy cuidadoso con el corte, y también con la costura, porque es muy fácil equivocarse.  He empezado con cuadrados de 25 cm, tanto de las telas de color, como de las telas de Kona gris.  Una vez cosidos y puestos en triángulos, he obtenido cuadrados de 30 cm, y hay que cortarlos exactamente a 10 cm, para que salga el ninepatch.  Lo veis en la siguiente foto:



Y por supuesto, el primero lo corté mal, uno de los cuadrados lo corté a 9 cm, así que de momento, está retirado.  Supongo que puedo cortarlo entero a 9 cm y hacer un cuadrado más pequeño, pero ya no me vale para este proyecto, tendra que ser para otro.

Eso sin contra con que el primero que cosí he tenido que descoserlo varias veces, porque me despustaba y lo cosía alrevés.  Parece que hay que estar concentrado.

La técnica me gusta mucho, es rápida, realmente y se pueden hacer figuras complejas con facilidad.  Imaginaros un bloque de estos hecho pieza a pieza. 

Lo de coser un ratito cada mañana hace además que sienta que voy avanzando, porque sino, es como si lo tuviera todo parado y no hubiera avances.

No hay comentarios:

Cojines románticos

Una de las cosas que he hecho estas navidades son cojines. No sólo los de Asun y Juanjo, sino algo así como otros treinta más.  Básicamente...