lunes, 21 de noviembre de 2016

El sol luce en el Principado

Me encanta pasar los fines de semana en la casita de Asturias. Aunque llueva mucho o haga malo.  Nunca hace realmente frío, y si llueve, desde dentro con la catálítica y una mantita, y la tele y los gemelos (los de las casas), y una aguja en la mano, se pasa un día muy típico de invierno.

¿Sabéis lo que me saca de mis casillas?  Que siempre que nos vamos luce el sol.  Da igual que haya llovido hasta provocar inundaciones, que no haya levantado la niebla, que el viento levante las tejas durante todo el tiempo que estamos allí.  Cuando salgo con las maletas hechas, hay un sol precioso.  Lo justo para desear volver cuanto antes...

Hoy os muestro dos cruces que acaban en rojo, casi granate.  Sigo con mis combinaciones de colores y siguen quedando preciosas, cada una más que la anterior.



1 comentario:

laboreandovoy dijo...

Preciosos bloques, llevan mucho trabajo!!
besos

Pajaritos

Ya he terminado la pareja del pajarito.  El modelo es el mismo, pero ha salido totalmente diferente.  Este está más estilizado, el primer...