martes, 29 de noviembre de 2016

Secretos

Es algo que nunca he acabado de entender.  En el mundo de las empresas o negocios, a todos se les llena la boca con eso de "hay que compartir la información ", "hay que compartir los conocimientos", "hay que mejorar la comunicación".  Todas las organizaciones luchan para conseguir compartir la información y los conocimientos. Son conscientes de que esa es la forma de avanzar y mejorar.


Pero a las personas nos cuesta mucho cambiar.  Desde expresiones de "si te enseño todo lo que sé, me quedo sin trabajo" hasta el "no me metas en mi terreno", nos falta todavía mucho recorrido para aprender a ser generosos y compartir.


Yo creo que "si te enseño todo lo que sé...", como voy por delante, ya habré aprendido más cosas y mejores, y podré realizar funciones/actividades mucho más interesantes, mientras voy delegando lo que ya no me resulta tan novedoso, porque habré enseñado a alguien que puede hacerlo.  E incluso espero que lo mejore.


Si alguien se mete en mi terreno, y puedo aprovechar esas enseñanzas / consejos / ayudas, mejor hare mi función.


No solo hablo del ámbito del trabajo.  De hecho, lo he vivido mucho en otros ámbitos, más privados, donde este tipo de actitudes son incluso más sorprendentes.  Empezando por el mundo de las blogueras y de quienes hacemos manualidades por aficción. 


El caso es que al cabo de los años, acabas cansándote de compartir, de ser generosa, de ayudar y apoyar, para recibir básicamente patadas por todas partes, y que los demás guarden "secretitos" tontos, en lugar de aprender a trabajar en equipo y sacar el mayor provecho para todos. 


Una auténtica pena!


Bueno, sigo con mis cruces.  Dos más para la colección.









lunes, 21 de noviembre de 2016

El sol luce en el Principado

Me encanta pasar los fines de semana en la casita de Asturias. Aunque llueva mucho o haga malo.  Nunca hace realmente frío, y si llueve, desde dentro con la catálítica y una mantita, y la tele y los gemelos (los de las casas), y una aguja en la mano, se pasa un día muy típico de invierno.

¿Sabéis lo que me saca de mis casillas?  Que siempre que nos vamos luce el sol.  Da igual que haya llovido hasta provocar inundaciones, que no haya levantado la niebla, que el viento levante las tejas durante todo el tiempo que estamos allí.  Cuando salgo con las maletas hechas, hay un sol precioso.  Lo justo para desear volver cuanto antes...

Hoy os muestro dos cruces que acaban en rojo, casi granate.  Sigo con mis combinaciones de colores y siguen quedando preciosas, cada una más que la anterior.



sábado, 19 de noviembre de 2016

Otro par de cruces

Esa tela de cuadritos en gris y Azul es genial!  Es como la de los trajes de los 60. Preciosa! La he usado en dos exteriores, con la esperanza de que destaquen sobre el fondo que le ponga.




Coser a mano es muy relajante.  Y estas piezas son lo suficientemente grandes como para no tener que hacer malabarismos con ellas.

Además, tienen un efecto secundario.  Le sientan bien al linfoedema.  Las manualidades hacen que baje la hinchazón.  Un día estuve deshaciendo un jersey de lana, hacienda bolas, y al día siguiente se había reducido bastante la hinchazón.  Una razón más para no dejar de hacer manualidades!

Por cierto, habéis visto los anuncios de juegos de manualidades para niñas que están anunciando?  Estoy por pedírmelos para mí estas Navidades!




miércoles, 16 de noviembre de 2016

La moda de las cruces

Sí que se ha puesto de moda entre quienes hacemos patchwork.  En su momento fueron los hexágonos, ahora son los hexágonos alargados.  Supongo que tiene mucho que ver el libro que ha publicado Lucy Boston.


Trasteando por Pinterest he visto muchas variedades de estas cruces, y hay gente que hace auténticas maravillas con los dibujos de las telas.


Mis cruces son algo más sencillitas, telas japonesas en tonos tierra.  Me encantaría tener trajes de todas estas telas.  Son tan bonitas y sobrias!





Les he hecho fotos encima de una carpeta naranja cuadrada que tengo, que es donde guardo estos bloques.  Son grandes, creo que rondarán los 30 cm.


Todavía estoy en duda con el fondo que voy a usar.  No me gusta la idea de usar un fondo blanco o beige, porque ese color ya está en estas telas.  Tampoco estoy segura de que una tela normal de patch le vaya bien, porque estas telas japonesas son algo más gruesas que las telas habituales.


Sin embargo usar una tela debajo igual de gruesa, igual es mucho.


Otra opción es plantearme unirlas con piezas, en lugar de aplicarlas (Buf! Otro año!).  Con un color que contraste un poco.  Este gris azulado me gusta.


Como todavía tardaré en acabar todas las piezas, tengo tiempo de pensarlo.  ¿Qué opináis?



miércoles, 9 de noviembre de 2016

Acabé!

Sí, acabé con el Tamoxifeno.  ¡Por fin!  Comienza vida nueva...y tengo ganas de retomar cosas, como el blog.

Casi a tiempo para volver a la Feria de Manualidades de Bilbao.  Estuvimos el año pasado, y lo pasamos muy bien, sobre todo en los talleres. 

Nos apuntamos (mi marido y yo, sí, se animó a coser...) a uno con Inma de Inma Patchwork.  Tiene unas plantillas geniales, con las que es muy sencillo hacer este tipo de figuras:


Esta cartera la hicimos en el taller.  La boquilla está solo hilvanada, luego la acabamos en casa. Compré un montón de figuras, y ahora estoy usando los hexágonos alargados junto con las telas japonesas que adquirí en su stand para hacer una colcha.  Quiero además hacerlas aplicadas, como la colcha de esta foto.  Necesito 16 unidades, y llevo 9 en estos dos meses.  No voy mal.

También estuvimos en un taller de casitas.  Son monísimas!  Nos trajimos a casa las dos que hicimos allí, y otra más grande para hacer.  Aún tenemos que encontrar el momento para esa tercera...



Y un taller de teñir telas.  En este participle sola.  Fue muy divertido.  Pero hay que ir muy protegidos.  También he comprador material, aunque aún no he encontrado el momento.



Sin embargo, con las muestras y muestritas de telas que me traje he usado los hexágonos pequeñitos de Inma, y he hecho un panel, que espero convertir en bolso en breve.

Muchas ideas, mucho material, y poco tiempo para usarlos! Y muchas ganas que llege Enero del 2017 para repetir.

Cojines románticos

Una de las cosas que he hecho estas navidades son cojines. No sólo los de Asun y Juanjo, sino algo así como otros treinta más.  Básicamente...