miércoles, 29 de enero de 2014

Conjunto boina y mitones




Os dije que había aprendido a hacer boinas y mitones? Pues estas fiestas, coche arriba, coche abajo, hice algunos conjuntos. Este en concreto ha sido para mi madre. En tonos otoñales. Me queda lana para hacer la bufanda a juego, pero eso será en otro momento.



Esta es la que me ha regalado Nieves, que hace unos modelos preciosos:





En tonos verdes-ocres. Y me ha regalado la lana para hacerme la bufanda a juego.

Y esta es la primera boina que os enseñé hace unas semanas, pero colocada:




Ya veis que le estoy dando un buen uso a la peluca y la cabeza que tengo guardadas. A que queda mucho más bonita puesta, que vista en una foto sin más?

lunes, 27 de enero de 2014

Recuperando el ganchillo...

Que ahora se llama crochet.  Que lo de ganchillo queda muy anticuado...mejor usamos la palabra inglesa y la adaptamos al español, que ya he oido por ahí eso de "Estoy crocheteando".  Supongo que los de la RAE tendrían mucho que decir al respecto...

Hoy os voy a enseñar los conjuntos que me hizo mi madre hace unos cuantos años. Unos diez o así. Cuando todavía no estaban tan de moda los conjuntos de gorritos y bufandas:





Este conjunto en rojo subido es de una lana que parece terciopelo, pesa, pero es muy agradable al tacto.





Esto no es un conjunto en realidad. Las lanas se parecen, pero no son iguales. Me hizo una chaqueta de lana, y con lo que sobré, el gorrito.

Las bufandas son en realidad chales bastante grandes. Abrigan mucho. Con dos de ellos podría hacer una manta para sofá.

 La pena es que los gorritos despeinan mucho. Si no fuera por eso, yo no saldría de casa sin uno.

Por otro lado, si no te apetece coger el secador y peinarte, te pones un gorrito, y ya está.

Son cómodos, y para el frío que suele hacer por estos lares, van muy bien.

sábado, 25 de enero de 2014

Más regalos.

Una cinta en ganchillo para el pelo. Creo que los americanos lo llaman "cubre-orejas". Y para eso son, cubren las orejas y las mantienen calentitas, sin falta de llevar gorrito. Lo hice en un rojo subido, porque era un regalo para mi madre, y es rubia. Ese rojo le queda muy bien.



 También le ha tocado en suerte este plato.

 Es la mitad de una servilleta, así que el plato es bastante grande.

jueves, 23 de enero de 2014

Camino de cama

Hoy cambiamos los gorros y los platos por algo de patch, que ya toca. Fijaros qué preciosidad:



Fue un pedido. Querían algo en morados, muy sencillo, cuadrados sin más. Y eso es lo que hice. Lleva como unas 10 telas distintas, y algunos charms también.

Algunos charms especialmente bonitos los dejé enteros, el resto está cortado en 5x5 cm. Bastante chiquitines, quedó espectacular.



Hay un pie de cama y dos cojines, de 50x50 cm.

Tenían que ser grandecitos, que sino, en la cama se pierden



Sé que a su destinataria le ha encantado, porque me lo ha dicho. Y evidentemente yo me he quedado muy orgullosa. Porque me ha gustado el resultado.



El acolchado lo hice con rayas recta, sin más. Creo que haré más conjuntos de estos. Son menos latosos que las colchas completas, y son también más modernos.

martes, 21 de enero de 2014

Globos...



Una servilleta da para mucho. Así que hice estos dos conjuntos.


Sí que es la misma servilleta. Tenía dos dibujos diferentes. Pero similares. En los platos a uno de los globos le puse un fondo crema, y al otro un rojo vivo, por contrastarlo.



La otra caja, la de rosas, tiene un craquelado precioso. Este rojo vivo es un color muy alegre. Supongo que por eso he pintado dos paredes de mi habitación con ese color.


domingo, 19 de enero de 2014

Los míos...

No conté cuántos platos y cajas he hecho este mes de Diciembre, lo que sí sé es que me quedan menos de cinco en casa. Este es uno de ellos, unas africanas muy sexis



Y este plato de flores es muy grande, ideal para poner galletas:




Con esta cajita tuve mis problemas. La pinté de rojo, la pinté de blanco, de verde, de dorado. Probé con varias servilletas y acabé quitándolas. Pensé que no conseguiría nada con ella.
Y ahora es mi favorita.
Me encanta cómo le han quedado estas servilletas, diferentes por cada lado:




Me gustan mucho las amapolas, son unas flores sencillas que me recuerdan al verano, el campo, el trigo... ¿He dicho menos de cinco? Creo que he sumado tres más los dos gatitos, cinco.

Y menos mal que los regalo, porque, a todas las crafteras, ¿os imagináis que nos quedemos todo lo que hacemos? Si ya no tenemos sitio para el material, imagínate si nos quedamos también con el producto. Necesitaríamos un castillo inmenso cada una! Además, así vamos renovando.

viernes, 17 de enero de 2014

Frío...

Todavía hace el suficiente frío como para usar gorritos.

Este es el conjunto que le tocó estas Navidades a mi hermana:



En una lana gris que compré para hacer una bufanda con un punto especial que nunca conseguí aprender. La bufanda es más bien un cuello, con volantito al final para que encaje bien en los hombros y poder llevarlo debajo del abrigo, para que de calorcito.



No os he enseñado todavía lo que me ha regalado ella. Ahora está haciendo cartonaje y se le da de miedo:





Es una preciosidad de costurero. Y está perfecto. También me ha regalado este estuche para guardar pañuelos con la misma técnica:





¿A que es una preciosidad? Y una maceta con mi nombre y decorada con scrapbooking:





En malvas. Todavia le tengo que buscar la plantita adecuada...

jueves, 16 de enero de 2014

Detalles en punto


Esta es la primera cinta de pelo que he hecho.  Para mí, que ha salido grandecita.  No os hacéis una idea de lo bien que va.  Si tienes las manos y las orejas calientes, parece que nunca hace frío.


Y esta monada de tarjeta me la trajo mi hermano de Alemania.  El calcetín es de lana de verdad y en 3D.


Voy a tener que hacerle caso y salir de rebajas...


miércoles, 15 de enero de 2014

Caja Cafetera

 Hay servilletas que de verdad son un primor.  Aunque difíciles. 

 
Una cafetera rosa con puntitos grises. Una caja-cafetera. Otro regalo.


Los laterales los pinté en gris y blanco, también con puntitos en gris muy oscuro. Así hacía juego con la servilleta.

Estos platitos son muy chiquitos. Junto para poner una vela o usarlos de cenicero. 


Y había que hacer alguno de animalitos. El gallo superelegante, el perro y el gatito amorosos.


 Este parece más bien de Pascua, pero su destinatario quedó encantado con los huevos de colorines.