miércoles, 15 de enero de 2014

Caja Cafetera

 Hay servilletas que de verdad son un primor.  Aunque difíciles. 

 
Una cafetera rosa con puntitos grises. Una caja-cafetera. Otro regalo.


Los laterales los pinté en gris y blanco, también con puntitos en gris muy oscuro. Así hacía juego con la servilleta.

Estos platitos son muy chiquitos. Junto para poner una vela o usarlos de cenicero. 


Y había que hacer alguno de animalitos. El gallo superelegante, el perro y el gatito amorosos.


 Este parece más bien de Pascua, pero su destinatario quedó encantado con los huevos de colorines.

1 comentario:

Susi dijo...

Una maravilla de cajas, con lo difícil que es trabajar las servilletas. Eres un genio, mananita.

Cartera clásica con botones

Esta carterita quedó muy chic. Con un resto de tela en blanco y negro y unos botones, tiene ese aire retro que tanto se lleva ahora. ...