viernes, 12 de octubre de 2012

Where ever you go, go happy


Lo que tardamos en ponernos de acuerdo en el diseño!  Esto me gusta, esto no, estos colores sí, estos son muy apagados, buf, buf, buf.

Pero hay una cosa que al menos yo tengo clara, una funda para un libro electrónico es algo que vas a ver muchísimo, y tiene que gustarte.  Tiene que ser algo especial para tí. Algo que aprecies.

Así que no importa el tiempo, ni las veces que necesitemos contactar para acotar gustos y estilos.  Si al final sale algo tan bonito como esta funda, todo el esfuerzo habrá merecido la pena.

Es para una compañera de asociación, y quedó encantada cuando la vio.  Es para una tablet, no es un libro electrónico.

Espero que la próxima vez que la vea me cuente cómo es de cómoda, que eso también es importante.

1 comentario:

arish dijo...

¡Qué preciosidad de bordado! y los colores muy finos. BESICOS.

Cartera clásica con botones

Esta carterita quedó muy chic. Con un resto de tela en blanco y negro y unos botones, tiene ese aire retro que tanto se lleva ahora. ...