lunes, 2 de enero de 2012

Ropa usada y sin usar

Cuando una comienza con esto del patch, parece que todo son bonitas telas de algodón compradas expresamente para un trabajo concreto, y una vez que se acaba el trabajo, ya está, a por el siguiente.

Quienes llevamos en este mundillo mucho tiempo, sabemos que al final, esto se amplía hasta el infinito.

Una de las consecuencias de esto es que te conviertes en el arregla-todo de la familia.  Unos bajos por aquí, una cremallera por allí, métele un poco a esta cinturilla y otros tantos pequeños arreglillos que la familia cercana y más lejana necesita.  Además, ya no es ni necesario que te lo pidan.  Si yo veo un roto en un jersey, mi primera reacción es decir "trae, anda, que esto te lo arreglo yo en un santiamén".

Y tirar telas es un sacrilegio!  Cualquier tipo de tela y/o ropa.  Coleccionar telas y ropas en muchos casos se convierte en una obsesión.  En mi familia ya nadie tira nada que antes no pase por mis manos.  De los bolsos ajados se pueden sacar los accesorios, los cinturones valen para hacer asas para bolsos, y por viejo que sea un jersey, sirve para rellenar muñecos y el arbolito de Navidad.  Las blusas de poliester brillantes van muy bien para hacer flores, y con los vaqueros se pueden hacer auténticas maravillas.

Claro que llega un momento en el que la entrada de ropa es demasiada, y además, hay demasiada ropa nueva, incluso me llegan cosas con su etiqueta puesta y todo.  Sin siquiera estrenar.  Y con mis cambios de peso, hay ropa que llego justito a estrenar, y luego ya me queda grande o pequeña.  De hecho, compré en El Corte Inglés 5 pantalones para este invierno, y todos ellos me han quedado grandes antes de estrenarlos.  Excepto uno, que es el único que aún uso, aunque tendré que meterle un poco la pernera, uno de estos días.

Llevo mucho tiempo llevando toda esa ropa a Cáritas.  Hay mucha gente que lo necesita.  Pero últimamente he notado que cada vez se vende más ropa en los mercadillos a 1 euro, ropa usada.  Incluso he visto en internet anuncios de venta de ropa usada por toneladas.  Es decir, se está convirtiendo en un negocio aquello que damos para gente que lo necesita.  Y eso ya me da bastante rabia.  Así que he buscado alternativas.

Y he descubierto un nuevo mundo para la ropa de segunda mano.  Y es que en internet se vende!  La crisis hace que se busquen vías alternativas a todo, y al parecer hay mucho intercambio de ropa entre personas privadas.  Hay bastantes páginas interesantes, aunque yo creo que me quedo con tres, básicamente.

Por supuesto e-bay.  Tanto en su formato clásico, como en el compra-venta, hay cosas muy interesantes.

Otra página que me gusta por su formato y porque parece que funciona, es la de Mil Anuncios.com.  Tiene una ventaja con respecto a e-bay, y es que no se paga nada por poner los anuncios, ni por vender, y pueden permanecer ahí unos 60 días.  Y puedes renovarlos cada vez que quieras, es decir, volver a subirlos hacia las primeras páginas.

Y la tercera página de ventas es la de OLX.  Tiene todo tipo de anuncios gratis en España, y puedes buscar por ciudades.



Gracias a estas páginas he descubierto también tiendas muy interesantes que venden ropa de talla grande divertida y a un precio razonable, otra de zapatos que me encanta, aunque todavía no me he atrevido con los tacones, y a gente maravillosa con la que trato tanto cuando quiero comprar algo, como cuando quiero venderlo.  En general, la gente es muy amable, contesta a todas tus preguntas y te dan todos los detalles posibles.

¿Significa que ya no voy a dar ropa a Cáritas?  Pues no, seguiré llevando ropa a Cáritas, pero antes pasará por las páginas de ventas una temporada, por si hay alguien a quien le guste y lo quiera.

Tengo trajes chaqueta con pantalón clásicos preciosos, nuevos, alguno con blusa a juego, faldas y pantalones sin estrenar, camisas de caballero inmensas (XXL) de las que se compran carísimas en boutiques, nuevitas, ni un sólo roce ni en el cuello (no sé porqué me da que el dueño ni las estrenó), y otro montón de cosas chulas.  Evidentemente todo lo reviso, refuerzo botones, va lavado y planchado, y en perfecto estado. 

¿Quiere esto decir que os estoy animando a comprarme ropa?  En parte sí, pero lo que realmente me gustaría es que os animéis a vender.  El mundo de la ropa de segunda mano es muy amplio, hay gustos para todo, y por ejemplo aquella blusa que tienes desde los 80 y que jamás volverás a ponerte, seguro que le encantará a un forofo de esos años. Hay muchos países donde funciona ya muy bien, y hay muchas tiendas.  Creo que en España hay muy pocas y todas para ropa sobre todo festiva y de marca, y básicamente en las muy grandes ciudades.



Hemos de cambiar el chip.  No es imprescindible estrenar la ropa.  Lo importante es que nos guste, nos quede bien, y no nos dejemos el presupuesto en ropas de Zaras, Stradivarius y parecidos, que vienen medio cosidos, sin rematar y con telas y cortes cada vez peores. Las tallas son enanas, y la ropa sin forma.  Estoy hasta las narices de comprar los jerseys de cuello alto que cada vez que me los pongo tengo que coserle un roto por algún sitio.


Chicas, estamos en crisis, y hay que agudizar el ingenio!  Hoy solamente he hablado de venta de ropa.  Otro día os hablaré de la venta de libros y gadgets varios...

5 comentarios:

Trendedero dijo...

Hola guapa! me alegro de ver que sigues llena de energía.
En España esto de las cosas de segunda mano se desprecia, pero en otros paises es habitual. Tengo una amiga alemana que vive en Benidorm que compra por 1 euro libros, peliculas para sus peques, tambien hay buenos muebles y sillas de niño...
creo que estos tiempos nos van a quitar la pijeria poco a poco, jaja.
feliz año, este va a ser mucho mejor.
besos,

Nanny en Bilbao dijo...

¡Hoooola, Mabel!. ¡No sabes lo que me alegra saber de ti!. Bueno, vengo desde la entrada de cabecera hasta abajo, y ésta me he parecido muy interesante.
Te cuento, y prepárate, que va a parecer un post de los míos. ¡Glup!
Yo soy mucho de mercadillo: me gusta el ambientillo que hay, aunque compro poco o casi nada. Hará unos 3 años vi con estupor un puesto con ropa de toda clase y cogí una bonita camisita de niña que ¡estaba hecha a mano!. Y como dices, lavada, planchada y nuevecita. Me llamó mucho la atención. También vi abrigos nuevos, polos,... ¡de todo!. Y me dio por investigar. Aquí a 2 €, que somos muy chulos.
Bueno, pues no hacía mucho que había empezado a ver por las calles contenedores verdes para ropa y zapatos. Y pensé -más bien, di por hecho- que eran de Cáritas, así que todo acabó yendo ahí. Peeeero, una noche que salimos también empecé a ver gente que sacaba las bolsas de esos contenedores, abría las bolsas, miraba y si no le interesaba, la dejaban tirada. A mi se me llevan los demonios facilmente, y decidí no volver a dar ropa a 'Cáritas'. Otras veces, veía como de vehículos de gran cilindrada, salían el matrimonio, él con una silla y ella con un gancho grande. Ponían el coche tapando el contenedor, y mientras uno trataba de mantener abierta la portezuela del contenedor, la otra metía el gancho y 'pescaba' las bolsas. EL sistema, el mismo: miro, y si no me interesa, lo dejo tirado. Descubrí de donde salía la ropa del mercadillo.
Otras veces, veía la llegada del camión que recoge esa ropa: sin cuidado ninguno, si algo se les caía, lo dejaban en el suelo. Incluso vi cómo se llevaban 1 zapato y el otro lo dejaban. Vale, pues ahí decidí que tampoco pondría mi ropa nueva en esos contenedores.
Con el tiempo, descubrí que esos contenedores sirven para que tu/nosotros deposites la ropa que va a ser reciclada para convertirse en trapos, caucho, y así darle 'otras vidas', como al vidrio. Es una empresa que se dedica a estos menesteres tan desconocidos. PEro tanto, tanto, que seguimos pensando que esa ropa nueva o seminueva, va a ir a parar a gente que la necesita. Y no es así. Una vez más, 'nos utilizan' y no nos dan información.
Hablé con Cáritas, y me dijeron que no tenían nada que ver, que ellos seguían recogiendo ropa y enseres en sus Roperos, sola y exclusivamente. Que la que estaba mejor y sobre todo de bebé -por que se necesita más-, durante la Navidad la vendían a buen precio en su propio rastrillo para poder sacar algo de dinerillo para seguir con su trabajo.
O sea, que para dar algo a Cáritas, procuraremos que sea en la Parroquia de nuestra localidad encargada de ello. No en todas se recogen cosas, pero por que no están preparadas, no tienen sitio específico y eso lleva un protocolo y un proceso.
Como ves, me ha venido super bien tu Entrada para contar lo que se al respecto. Por otra parte, haces muy bien poniendo las cosas en estos portales, y pasado el tiempo, llevarla a Cáritas, pero llevarla, no depositarla en contenedores que están haciendo negocio con nuestra buena fe. Y eso te cuento.
Por otra parte, me alegra que ya estés mejor, a pesar de los 'daños colaterales'.
Unos trabajos preciosos los que nos muestras, y esa colcha tigrecapuccino va a arrasar. Gracias por el tuto, que está muy clarito y muy acertado.
Me voy, que me echan de aquíiiiiii.
Besos enormes, corazón!

Mil Modelitos dijo...

Milmodelitos.com tienda de compra venta de ropa de segunda mano. Ropa usada como nueva, vacía el armario de ropa que no usas, contribuyes con el medio ambiente y obtienes un dinero extra.

Comprando ropa de segunda mano, estas comprando ropa de primeras marcas mas barato que los outlet, la ropa de segunda mano está en perfecto estado, revisamos y verificamos la autenticidad y calidad de la ropa de segunda mano, solo vendemos y compramos ropa usada que esta como nueva.
Vende y compra tu ropa de marca en www.milmodelitos.com

Mil Modelitos dijo...

En http://www.milmodelitos.com/ compran la ropa de segunda mano en el momento.
Ya no tienes que dejar tu ropa usada en deposito, compran la ROPA DE SEGUNDA MANO AL CONTADO.

Puedes comprar ropa de segunda mano de marca, con descuentos del 90%.

Ven a Mil Modelitos y gana dinero vendiendo tu ropa usada.

Mil Modelitos dijo...

Hola Informaros que Mil Modelitos ha cambiado de direción, ahora las tiendas de compra venta de ropa de segunda mano de marca se encuentran en:
C/Hilarión Eslava 24 en Moncloa
Calle Tucán 48 en carabanchel

Cartera clásica con botones

Esta carterita quedó muy chic. Con un resto de tela en blanco y negro y unos botones, tiene ese aire retro que tanto se lleva ahora. ...