domingo, 23 de octubre de 2011

Acolchado

Bueno, pues como me cansé de sujetar la colcha en los hombros, acabar con dolor de espalda cada vez que acolcho, y también con dolor de manos, y todos esos inconvenientes de acolchar una colcha grande, decidí adelantarme mi regalito de Navidad, y aquí estoy, toda emocionada:



Mi bastidor Gracie! Concretamente el Gracie Queen Frame.  Casi 2,50 metros de largo por 1 de ancho, más o menos. Lo comprñe en Inglaterra, vía internet, a la página Cottonpatch.  Son unos encantos.  Respondieron a todas mis preguntan sin problemas, y una vez me decidí, apenas tardó una semana en estar en casa.

Eso sí, venía totalmente desmontado, y entre mi marido y yo, bueno, yo mandando y él montando, tardamos unas cuantas horas.  Más bien dos fines de semana.
Pero ahora estoy encantada!  La máquina corre por los raíles sin hacer ningún esfuerzo!  Y las telas se mantienen sin arrugas.  Se tarda un buen rato en prepararlo todo, pero luego el acolchado es tan sencillo, que realmente merece la pena.
Todavía estoy en práctica.  Hay que acostumbrarse a mover la máquina, y no la tela.  Rompí cuatro agujas para empezar, luego ya fue mejor.

No todo son ventajas, claro.  Como todo, tiene sus claros y oscuros.  Los dibujos no pueden exceder de unos 10 cm como máximo por línea, porque lógicamente mi Bernina no tiene más brazo, y a medida que la colcha se enrrolla dentro, va disminuyendo la zona para acolchar.  Por eso los dibujos no deben tener más de 10 cm.  Así que de momento estoy probando con dibujos tipo "over-all".

Contaré más detalles a medida que vaya practicando.

Por cierto, estoy ya en fase de Radio.  Llevo 9 de las 30 sesiones que me han de poner, y de momento, estoy bien.  Sólo que este dichoso dolor de huesos parece que no se quiere ir.  Es resistente...

Menina acabada

Bueno, al final, me decidí a terminar la menina.  Si no le quedaba apenas nada... Lo difícil ha sido enmarcarla.  Dejar la tela completa...