jueves, 10 de febrero de 2011

Un bandó bordado

Mi madre llevaba tiempo pidiéndome un bandó para su habitación, porque el que tenía era un poco clásico.  Estuve casi un año pensando en qué y cómo hacerlo, no había ningún proyecto que acabara de convencerme. 

Al final decidí usar las flores bordadas que había hecho como pruebas.  Cada una de ellas es una pequeña obra de arte, y puestas así todas juntas, unidas con una tela amarilla suave con motivos japoneses en verdes, ha quedado muy elegante.

Incluso la forma es muy sencilla, un rectángulo sin más.  Así recoge las cortinas.  En la parte de abajo le puse una cenefa de pompones pequeñitos para darle algo de movimiento.

Va sujeta con velcro en la parte superior, no lleva ningún relleno especial, es un quilt en toda regla.

Creo que algo así con aplicaciones de la Sue o unas flores con hojas tiene que quedar igual de espectacular.

5 comentarios:

najma dijo...

¡precioso! muy lindo
felicitaciones por tu trabajo
que tengas un buen día
besitos

María Pilar dijo...

Realmente bonito y nada recargado, felicidades.Un saludo

paqui dijo...

Guauuu !!! Cómo me gusta !!!

Eni dijo...

un gran trabajo,muy bonito

Belén dijo...

Precioso!!
Besos

Platos redondos

Unos pocos platos redondos decorados con servilletas. Los redondos son los más fáciles de decorar, casi todo les queda bien. Fijaros ...