viernes, 25 de febrero de 2011

Dresden Plate

Hacía tiempo que venía viendo en diferentes blogs cómo hacer este Dresden Plate, pero el otro día vi un video donde se mostraba cómo hacerlo con un paquetito de charms, y me acordé del paquetito que tenía de charms de cerezas, que además tenía a juego un par de metros de diferentes telas también de cerezas.

Pero no tenía la regla especial a mano.  Pensé que la regla que tengo de 9º me valdría, pero no, porque para los Dresden Plates me hacía falta una de 18º.  Tampoco tengo ninguna regla de grados para usar.  Así que pensé que si dibujaba mi regla dos veces, 9+9 = 18º.  Algo muy evidente, aunque no tan sencillo de hacer, porque me regla además de los grados tenía añadido el margen de costura, así que tuve que adaptarlo todo.

Eso para hacer un triángulo, que luego tuve que ver a qué altura del triángulo coloco la tela para que salgan dos trozos de cada charm.

Al final, con la plantilla que conseguí decidí hacer una prueba con telas de una camisa que tenía por casa y esto es lo que salió:

Me gustó tanto la combinación de la tela roja con la tela a cuadros de la camisa, que decidí hacer un cojín, sin complicarme la vida.

Corté una camisa gris, con los botones cerrados.  El Dresden Plate lo apliqué a máquina en la parte de la espalda de la camisa.
Y la trasera del cojín la hice con la parte delantera de la camisa, tal cual, con botones y todo.  Y ha quedado superchula:

 De paso he aprovechado para hacer alguna virguería con el acolchado libre, a ver qué tal se me da.  Creo que me falta muchísima práctica para hacer dibujitos de verdad.  El "Eco" parece cualquier cosa menos un eco.

El caso es que al final con la prueba salió un cojín chulísimo.  Ahora sólo falta ponerse con los charms, y hacer el tapete.

6 comentarios:

Celia dijo...

Te ha quedado precioso,la regla es muy cómoda porque ya tienes varias medidas y al ser metacrilato cortas con el cutter varias telas,no tengo blog todavía pero te sigo y me gusta lo que haces,ánimo y a seguir,un abrazo.Célia

stel54@hotmail.com

magarli dijo...

Pues el experimento ha quedado fantastico,por cierto ya te anuncié en su momento que solventaria el error, un abrazo

ÁNGELA dijo...

Ha quedado muy bonito y una manera de reciclar esas camisas que están dando vueltas por ahí.Saludos

Crisent dijo...

Hola,
Buscando por la res un tutorial para hacer un chal he encontrado tu blog. Me encanta el cojín del plato de dreden, yo tengo uno a medias, entre tantas cosas para terminar.
Te sigo.Besos,
Cris
http://crispatch.blogspot.com

Carmiña dijo...

¡Hola Mabel!
Te ha quedado muy bonito.
Para otra vez, abres una hoja en word insertas una autoforma, una estrella de 24 puntas por ej, juegas con ella (la cierras, arrastrando el punto amarillo hacia el centro), le cambias el tamaño, y si hace falta después la amplías en la fotocopiadora o alargas los ejes con una regla.
Seguro que tienes algún transportador por casa, marca los ángulos y uniendo los puntos con una regla conseguirás el tamaño que quieras para tu pieza.
Que tengas un buen fin de semana

MONTSE dijo...

Es muy chulo el cojín, a mi me gustan mucho los dresden también, en cuanto a acolchar a máquina, tu lo has dicho, es cuestión de prácticar, pero también creo que es como cuando uno pinta un cuadro, todo el mundo no tiene porque expresarlo de la misma manera, o sea que porque no puede haber mezcla de puntadas largas, medianas, pequeñas, quedan también muy bonitos los acolchados personalizados. Un beso

Cartera clásica con botones

Esta carterita quedó muy chic. Con un resto de tela en blanco y negro y unos botones, tiene ese aire retro que tanto se lleva ahora. ...