domingo, 28 de junio de 2009

Cojín Dharma


Este cojín...

Lecciones aprendidas: Hay que apretar muy bien el bastidor, especialmente si el bordado es muy tupido, porque sino, te dobla la tela y queda arrugado.

Y no hay que ser impaciente, y hay que esperar a que la máquina se pare para cortar el hilo, porque sino, te cargas la aguja y la tijera, y menos mal que la máquina no lo sufrió.

2 comentarios:

Pepi dijo...

Precioso,te vas a hacer toda una profesional del bordado......

virtudes dijo...

Me pides consejos y te diré que:
La tensión del hilo hay que regularla según el hilo, el de arriba y el de abajo. Es ir probando hasta encontrar el punto.
Hay que usar entretela adecuada, la de rasgar para tejidos normales o la soluble para toallas o encajes.
El aro tiene que ser del tamaño adecuado al dibujo. Un aro muy grande para un dibujo pequeño no es adecuado.
Vamos, ensayar y ensayar hasta dar con el punto corecto.

Aguja mágica

Os prometí enseñaros mis pinitos con la aguja mágica que me compré en Tendencias Creativas en Bilbao este año. Puede que sea la suerte ...