miércoles, 23 de enero de 2008

Más bandejas y una visita

El domingo pasado visitamos el Castillo de Burgos. Hacía montones de años que no subía, desde que estaba abierto a todo el mundo.

Ahora hay que pagar para entrar, han arreglado alguna muralla que otra, y allí se hacen cenas medievales en Verano.

El Castillo en sí no es interesante, apenas cuatro muros derrumbados, pero la vista es impresionante, y sí merece la pena.

Además hay una visita a los túneles hasta el pozo. ¿Alguna vez alguna ha entrado en un corredor de esos? Hay que tener poca claustrofobia porque hay sitios por los que pasa justo una persona. Pero la sensación es genial. ¿Cómo lo harían antiguamente para pasar y hacer esos túneles?

Hay una escalera que baja en caracol alrededor del pozo. Creo que son unos 60 metros. Desde los túneles se llega al primer tramo, y por ahí se sube. Hay seis tramos hacia abajo, el último gira alrevés que los anteriores. ¿Porqué? Para que la gente no se mareara de tanto bajar en escalera de caracol. ¡Lo que llegaron a inventar!

Sólo subir el último tramo se me hizo eterno, porque parecía que aquello no se acababa nunca. ¡Pobre del que tenía que bajar a limpiar el pozo cada cierto tiempo!

Si algún día os pasais por Burgos, no os olvidéis de visitar el Castillo!!

**************************************************

He desplegado todos mis cachivaches en la mesa del salón durante una semana entera y he estado practicando con las servilletas.

Primero le he aplicado a todas las bandejas que ya tenía hechas un barniz (Crema de Poliuretano) que tarda mucho en secar, pero deja un acabado precioso, y sobre todo, permite que las bandejas se puedan fregar. No se pueden meter en el lavavajillas, pero ya se pueden limpiar.

Han salido unas cuantas más. Ya sé que las fotos no les hacen justicia, pero son a cual más bonita. La grande de las rosas, la de los zapatitos y la redonda de rosas ya tiene dueña. La de café también está vendida.

La de los pensamientos es grandísima y ha quedado preciosa. Tiene un fondo dorado que se deja entrever entre el gris blanquecino, que le da un brillito especial.

Todavía tengo unas cuantas pendientes de barnizar por detrás y darles el último toque. Será para otro mail.

Este anillo es de Fimo y aproveché un pendiente que tenía suelto sin pareja.. He hecho tres diferentes, y dos ya tienen dueño. No les hice fotos, así que sólo puedo mostrar uno.

El anillo (la parte que se mete en el dedo) lo he hecho con un alambre ancho decorativo y he pegado el Fimo con un pegamento tipo silicona, que lo deja bien pegado.

Otra técnica que quiero investigar a fondo.

domingo, 6 de enero de 2008

Experimentando con la máquina de FIMO

La máquina que me compré en Alemania no sólo tiene rodillo, sino también dos tipos de cuchillas. Y estuve haciendo experimentos.

Este Colgante está hecho con la cuchilla ancha.
Y este otro con restos y cuchilla estrecha.

También he intentado hacer algo con la técnica del estampado en FIMO, pero no consigo nada. Cortar fino es un suplicio a pesar de que tengo todo tipo de cuchillas afiladas. Creo que necesito más instrucciones.

Este libro es un regalo de Navidad que me trajo mi hermano. Un libro inmenso con toda clase de nudos, instrucciones y dibujos. Por supuesto en perfecto alemán.

Está genial, otra cosa para hacer experimentos.

Por cierto, esta mañana mi maridín me ha sorprendido con un Roscón de Reyes chiquitito para desayunar, y hay no sé cuántos regalos encima de la mesa, para abrirlos después de comer. ¡Tengo una tremenda curiosidad!

jueves, 3 de enero de 2008

¡Feliz 2008!

Y que el Nuevo Año nos traiga a todos un mundo mejor!!

Que mis peques ya han comenzado a llevarse algo mejor. ¿A que están monas?

Yo he cerrado el año haciendo unas cuantas bandejitas, aprendiendo a poner servilletas sin arrugas, craquelando cristal y pintando con Pintura Americana. Otras tienen papel de arroz por detrás.

La mayoría de las servilletas que he utilizado las compré en Alemania. Me dejé un dineral en servilletas. Seguro que si alguien hubiera abierto mi maleta en el aeropuerto y hubiese visto que todos los recuerdos que me he traído de allí han sido tazas de desayuno, una máquina de Fimo y montones de servilletas habría pensado que estoy loca!
Pues yo encantada!! ¿De dónde sino habría sacado este angelito pensante tan romántico? Esta bandejita es ideal para San Valentin.
Lo de detrás en esta bandeja también es papel de arroz, para scrapbooking. Los animalitos son servilletas, pintadas por detrás, para que no transparenten.
Esta bandeja de rosas es "superb" como dirían algunos. Está craquelada.
Y esta bandeja de Rosas ya tiene dueña. También está craquelada, y el color del fondo es negro, que hace resaltar el blanco nieve con el que he craquelado.
Esta es una bandejita pequeña. Pero es de las que más me gustan.
Suaves tonos azules componen el fonde de esta bandeja de angelitos.
Y un Papa Noel, que todavía estamos en época.

Este reloj es otra de las bandejas que más me han gustado. Solamente es la servilleta y el papel arroz en tono dorado por detrás. Ha quedado muy vintage.
De nuevo las servilletas de los angelitos. Queda un poco translúcida, lo que le da un aire muy romántico.
Esta es la bandeja más bonita de todas. Las servilletas de los angelitos es preciosa y además le puse lo que me sobró de otras y el fondo es dorado. Es bastante grande, así que ha quedado impresionante.

Estas tres son chiquititas. Más angelitos y una de piedras. Para usar de ceniceros o plato de vela.

Otra pequeña, que también pertenece a mis favoritas. Muy romántica para fin de año o cualquier otra celebración.
Esta es más primaveral, con los tulipanitos rosas.
Esta es la otra bandeja grande. Tiene unos colores muy actuales y es como un poco oriental.
Y un precioso reloj de arena.
Casi todas tienen un aire romántico, porque es el estilo que más me gusta.
Por cierto, las voy a poner a la venta, porque son demasiadas para tener en casa, así que si alguien quiere una, que me avise a mi mail.




Menina acabada

Bueno, al final, me decidí a terminar la menina.  Si no le quedaba apenas nada... Lo difícil ha sido enmarcarla.  Dejar la tela completa...