martes, 3 de julio de 2007

Turquía y sus ojos

Hace ya varios siglos estuve en Turquía, país que por cierto me encantó. Aunque a algunos les sorprenda, lo que más me llamó la atención fue precisamente la limpieza que se respiraba en todas partes, y el respeto que nos tenían, no sé si a los turistas en general, o a las mujeres en especial, pero mi sensación fue de limpieza y seguridad.

Tiene unos paisajes volcánicos impresionantes, el Pumukkale es una experiencia inolvidable, las playas son preciosas (claro que tienen medusas y no te puedes bañar), la gente amable, el oro y el cuero a un precio razonable.

Os lo recomiendo como destino turístico.

De allí me traje estas piedras, el amuleto turco que protege contra el mal de ojos es muy típico en ese país.

Ayer monté las piedras en una cadena de oro viejo, e hice un par de pendientes a juego. Lucen mucho ¿verdad?

4 comentarios:

Nivaira dijo...

Siiii, yo también tengo uno, que lo llevo atado de las llaves de casa....por si acaso ;-D

Carmen Llop dijo...

Queda muy bonito, y cuando lo lleves ya estás explicando a todos qué es porque seguro que te preguntan

Anónimo dijo...

Hola, yo estuve en Estambul y me encantó, son destinos a los que vas con un poco de miedo pero luego quedas encantada, el año pasado estuvimos en India y fue realmente asombroso.
Sigo entrando por aquí porque tengo que hacer una cestita para llevar arras, a ver si veo alguna idea. Mª Luisa.

cridanera dijo...

Hola me gustaria saver como y donde poder consegir,uno de esos amuletos para el mal deojo.MI messenger es xarop1@yahoo.es gracias y un saludo,espero respuesta cuanto antes

Seguimos pintando...

Pues sí, es el año de la pintura.  Tuvimos una semana de vacaciones en Junio y estuvimos en Zaragoza.  Primero ayudamos a mi hermano a p...