viernes, 5 de enero de 2007

El valor del "curro"

Ayer salí un momento a comprar espuma para el puf que he restaurado. Volviendo de repente oigo una conversación:

"Joder, no sé porqué no se cobra todos los días. ¿No trabajas tu todos los días? Pues deberían pagartelo. No esperar hasta el día once"
"Sí, tío, lo único bueno del curro es cobrar"

Me adelantaron y se metieron en el bar de la esquina. No debían tener más de 17 años y vestían a la moda pordiosera actual.

¿Lo único bueno del curro es cobrar? Pues pobrecitos, van a pasar solamente 12 buenos días al año, los días de cobro.

¿Cobrar todos los días? ¿Y la luz nos la cobran a diario? ¿El alquiler también? Cada día peregrinación a hacer pagos. ¡Uf!

Claro, que si lo único divertido es coger pasta y fundirla con los colegas en los garitos de moda, su filosofía de vida es perfectamente comprensible.

Bueno, hablaba yo de un Puf. Apareció en mi vida de la mano de mi madre. Hacía tiempo que lo tenía pendiente, y por fin me he decidido a restaurarlo. Me pasé toda una mañana quitando grapas, nada más. Me llevó menos tiempo forrarlo que limpiarlo.


Lo forré con una tela que tenía de unos disfraces, y que va a juego con mi salón. Le hice incluso unos bolsillitos interiores. Así lo puedo usar de costurero de emergencia en el salón. Y tiene ruedas. ¿A que ha quedado perfecto?

Mi marido es un enamorado de los Piratas. Mi hermana le regaló un juego de Piratas hace un par de años, y se lo pasa bomba conquistando barcos. El caso es que compró la segunda parte de "Piratas del Caribe", que por cierto está genial, Johnny Depp hace un papelón como siempre, y le regalaron un pañuelo. Un pañuelo que jamás se va a poner, así que le propuse hacerle un cojín. Y le ha emocionado. Se lo ha puesto en la silla del Capitán Garfio y no me deja ni tocarlo.


La silla nos tocó un día en el Cine. Y el apodo es porque hace años mi marido tuvo que llevar un ojo tapado, y sus compañeros, muy dados a poner apodos, comenzaron a llamarle Capitán Garfio. Ahora es Garfio para los colegas y Capitán para su equipo.

Otra cosa terminada. Me faltaba poner las fotos del marco de arriba. Son los 14 maravillosos años que llevo con mi marido. Ya sé que hay 15 fotos, pero es que un año está repe.



Me gustan los recuerdos. Creo que son la esencia de las personas. Por eso toda mi casa está lleno de ellos. No tengo nada de valor económico, todo es de valor sentimental. Estas fotos las veo desde la cama, y muchas noches, antes de dormirme, las miro y me hace recordar lo maravillosa que es mi vida con Joaqui. Así, no lo olvido nunca, que a veces el día a día y las obligaciones hacen que caigas en una rutina y te olvides de lo que realmente es importante.


De esta no necesito fotos para recordarla. Ya se encarga ella de que no la olviden. ¿Que yo estoy ocupada llevando y trayendo herramienta para el Puf? Pues ella se acomoda cerca, que los cables son un buen colchón.

He hecho más cosillas, pero creo que esas las va a publicar SIONA. ¿Qué será, será?

1 comentario:

laurapatch dijo...

jajajajaja. No veía a la gata y no entendía eso de que no necesitabas la foto. Me preguntaba para qué querías ver un cajón!!!!
Tengo una foto muy parecida del gato de mi hijo y que pensaba publicar un día de estos. Es que son la monda!!!

Seguimos pintando...

Pues sí, es el año de la pintura.  Tuvimos una semana de vacaciones en Junio y estuvimos en Zaragoza.  Primero ayudamos a mi hermano a p...