domingo, 10 de diciembre de 2006

Los viajes largos

¿Qué se gana adelantando con línea contínua, en un cambio de rasante, si hay una fila de cientos de coches? Es uno de los grandes misterios que me intrigan cada vez que hago un viaje largo.

Yendo hacia Zaragoza en el Pilar, en una zona de carretera de dos carriles, justo donde acababa un pueblo vemos venir hacia nosotros una fila de coches, el primero un camión. Había una perfecta visibilidad por ambos lados. Pues alguien decidió que no le apetecía ir detrás de un camión, y adelantó. Nos vio perfectamente, y adelantó igual. Menos mal que la carretera tenía buen arcén, y pasamos los tres, el camión, el que adelantó y nosotros. ¡Y encima nos dio las luces y nos pitó!

Cuanto más tiempo pasas en carretera, más cosas raras ves. Estoy convencida de que realmente pasan pocas cosas, para lo que la gente hace.

Sigo haciendo cosillas, pero como ahora ya son para Navidad, tengo que esperar un poco a publicarlas. Nuevas técnicas, nuevos colores, nuevas ideas... Todo irá apareciendo!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buff... es que de locos estamos bien servidos....

Bandeja pansies con mariposas

Sigo aquí, pero muy liada.  Por fin nos han acabado la obra de la casa de Madrigalejo.  No significa que la casa esté terminada,...