jueves, 31 de agosto de 2006

Mueble de salón


Por fin pudimos montar el mueble del salón. Fue una donación de la familia de mi marido. Ellos cambiaron de salón, y a mi me pareció que este mueble quedaría ideal en una casa de pueblo.

Nos llevó la mañana entera. Cuando se desmonta un mueble jamás se piensa que luego hay que volver a montarlo, y había trozos del armario que estaban totalmente desmontados. Y luego hubo que limpiarlo, que dos años esperando en una casa en obras, produce mucho polvo.

Todavía falta una puerta por montar.

El contraste que hace el estilo del armario con el amarillo del fondo me encanta. También he encontrado unas cortinas blancas con unos bordados, que le quedarán muy rústicas. A ver si hoy compramos las barras y lo colocamos. También quiero comprar unas fundas para los sofás, pero no tengo claro el color que quiero. En amarillo quedará muy soso, en blanco imposible. Así que barajo el azúl. A ver qué ofrece el mercado.



Y este es el proyecto del resto de la semana. Es la habitación principal. Le hemos hecho un par de arcos con pladur, uno para la ventana y otro para la cabecera de la cama. La idea es colgar cortinas de los dos sitios, para hacer una habitación de aires románticos.

La escayola del techo es de poliuretano. No pesan nada, son cómodas de poner y hay montones de dibujos. Estas tienen lacitos.

Como la habitación tiene casi 4 metros de altura, hemos pensado en pintar el techo hasta los arcos incluidos y todas las columnas con un rojo intenso, y el resto en rosa clarito. Y los lacitos también en rosa clarito. A ver qué tal queda.
Y vuelta a amueblar. Tenemos una puerta grande lisa de madera, que por azares del destino llegó a mi casa. He pensado en forrarla con patchwork. Tengo el gráfico de un abanico, y un montón de telitas de colores de tapicería. No sirven para un quilt, porque son demasiado gruesas, pero seguro que sí funciona para tapizar.

A medida que hemos vaciado la habitación, he ido encontrando diversas telas que tenía guardadas. Puede que no me haya puesto a coser patchwork hasta hace poco, pero me ha gustado toda la vida. Tengo una preciosa tela en tonos rojos imitando el patchwork. Ahora me servirán todas ellas para mezclar con otras. De momento, mi colección de telas ha crecido sin gastar ni un duro.

La próxima semana comienzo de nuevo a trabajar. Se acabaron las vacaciones.

Y ya tengo varios proyectos en marcha.

1º - acabar el quilt de molinillos clásicos
2º - terminar las fundas del sofá
3º - hacer el tapizado para la cabecera de la cama

4º - por supuesto avanzar en el quilt rosa y verde que estoy haciendo a mano

Todavía tengo jornada intensiva. ¿Me dará tiempo a hacerlo todo?

Seguimos pintando...

Pues sí, es el año de la pintura.  Tuvimos una semana de vacaciones en Junio y estuvimos en Zaragoza.  Primero ayudamos a mi hermano a p...